Una vez preguntaron a Rupert Murdoch si compraría The New York Times. "Por supuesto -respondió el propietario de Wall Street Journal-, para cerrarlo al día siguiente".

WSJ es el diario de derechas -de derecha americana- mientras Washington Post y NYT son los diarios de izquierda americana, cada vez más parecida a la progresía europea. Y los locales WP y NYT lanzaron el International Herald Tribune, es decir, el diario de la diplomacia, es decir, el diario del Nuevo Orden Cultural (NOC), anticristiano en su filosofía. El Wall Street Journal tan sólo es anticristiano en la práctica.

Ahora resulta que el millonario chino Chen Guangbiao (en la imagen), al que, por razones nemotécnicas, podemos llamar 'Bienjibao', quiere comprar el New York Times y después de lo dicho debería estar contento: los  chinos no saben del NOC y, por ello, se les supone dispuestos a una mayor ecuanimidad.

Pues no. Lo cierto es que el nuevo poder chino está controlado por la ideología más castrante de todas: la ausencia total de ideología. Es decir, la ideología del poder, a la que, generalmente, se llega por el dinero. En plata: un hortera de mucho cuidado. Casi me quedo con los actuales rectores del New York Times y su mala uva, que es inmensa.

Eulogio López

[email protected]