La matriz de Bankia pasa de 42.390 millones al cierre de 2010 a 37.517 millones de euros al finalizar 2011Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que ha reducido su exposición inmobiliaria, esto es, al "ladrillo", en 5.000 millones de euros en un año, al pasar de 42.390 millones al cierre de 2010 a 37.517 millones de euros al finalizar el pasado año. Hombre, en un momento en que se habla de soluciones para los activos inmobiliarios tóxicos (banco malo, fondos de inversión que los absorban, etc.) cuantos menos mejor, ¿no?

BFA también ha apuntado que del importe total de exposición al sector inmobiliario y de la construcción, 10.564 millones tenían carácter dudoso, un 36,5% más que en 2010, mientras que los subestándar se redujeron un 18,6%, hasta los 7.283 millones de euros.

Por su parte, los activos fallidos se situaron en 1.748 millones, un 22% menos que los contabilizados en el ejercicio precedente, por importe de 2.241 millones.

Además, BFA destinó en 2011 un total de 85.113 millones de euros en concepto de crédito para adquisición de vivienda, de los que 3.509 millones tenían carácter dudoso, si bien el grueso de este crédito, 84.212 millones, era con garantía hipotecaria.

Andrés Velázquez

[email protected]