El grupo extremeño debe 400 millones por la compra de una siderúrgica alemana

 

La faceta más mediática del empresario Alfonso Gallardo se revela en su división de medios, desde la que estudió la entrada en Zeta y en Vocento. Pero su principal negocio es la siderurgia y, en las últimas semanas ha sido noticia por la próxima apertura de la Refinería Balboa, a falta de la concesión de la licencia medioambiental.

Otro de esos negocios, la adquisición de una siderúrgica alemana, ha traído algunos problemas al Grupo y, sobre todo a su banco. El BBVA está encontrando dificultades para cobrar 400 millones de euros que el grupo extremeño necesitó para hacer frente a la adquisición. Gallardo compró a Arcelor Mittal en 2006 la acería Stahlwerk Thüringen, en una operación valorada en 591 millones de euros. Hace cinco años el futuro no pintaba tan negro y ese tipo de compras parecía una buena inversión. Con la llegada de la crisis no han sido pocos los que se han visto pillados, y sus bancos con ellos.

Mariano Tomás

[email protected]