Ahora la presión es de Moncloa sobre Patxi López, poco dispuesto a cederle la Lehendakaritzia al PNV

Pese al significado de la presencia de Bildu en las elecciones municipales vascas y navarras, el líder del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, parece que no quiere culpar de ello a la politización del Tribunal Constitucional y seguirá hasta el final el pacto con Patxi López. Tal y como ha manifestado en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, "jamás" romperá el pacto con el lehendakari.

Según el político popular, esta situación presenta una pregunta clara: "¿Hasta dónde es capaz de llegar Zapatero por mantenerse en el poder, hasta dónde el PNV por gobernar en el País Vasco, que creen que es suyo?"

La razón por la que Basagoiti no quiere romper el pacto es porque el PNV y el PSOE quieren hacer saltar por los aires el pastel, y el pacto entre PSE y PP es "el último eslabón que queda en esta cadena, la guinda del pastel que ha elaborado Urkullu con la aquiescencia de Zapatero".

Sin embargo, esta postura parece que más bien pone las cosas más fáciles a Rubalcaba. Ahora solo se trata de presionar a Patxi López desde el propio partido, ya que por voluntad propia parece que el lehendakari no quiere ceder la sede al PNV.

Juan María Piñero
[email protected]