Mientras, el resto de la banca mira con recelo la dación en pago

 

"Los titulares de esta nueva hipoteca responderán, en caso de impago, única y exclusivamente, con la vivienda hipotecada" dice la nota de prensa de Bankinter para explicar en qué consiste esta nueva hipoteca. Hasta el momento, entregar la casa no bastaba y el hipotecado tenía que responder con todos sus bienes hasta devolver el capital y los intereses.

Las demandas del 15-M pusieron sobre la mesa la "dación en pago" y algunos políticos recibieron de buen grado la propuesta. El caso es que la posibilidad legal ya existía, solo que no se hacía uso de ella.

Con la "Hipoteca sin más" Bankinter pone en un brete a sus competidores. Sobre todo porque aseguran que las condiciones serán similares a las de otros productos hipotecarios. Desde la Asociación Española de Banca, su director, Miguel Martín, se mostró contrario a aceptar la entrega de la casa como pago para las actuales hipotecas. En el mismo sentido, Pedro Pablo Villasante, el número dos de la patronal bancaria, advirtió que estaba contemplado por la ley, pero las condiciones deberían cambiar. Y este martes, el consejero delegado de Banesto, José García Cantera, abundaba en la idea de que las condiciones para una hipoteca basada en la dación en pago serían más duras. García Cantera recalcó que España es el país donde más vivienda en propiedad hay y que ese fenómeno se ha dado gracias al sistema hipotecario: "Es perfectamente posible. Si los clientes lo demandan, es normal, pero las condiciones serán distintas".

Está por ver si las características de la "Hipoteca sin más" son realmente similares a las de otras hipotecas porque, en ese caso, el resto de la banca no podrá responder ofreciendo condiciones más duras a cambio de contemplar el riesgo de la dación en pago. Sencillamente tendrán que competir.

Rodrigo Martín

[email protected]