• Eso sí, a costa de cortar el crédito a particulares.
  • La reducción de activos de más riesgo y, así, va reduciendo el crédito a la clientela (-2% en este primer semestre de 2013) en favor de la cartera de negociación ( 23%), de la de inversión a vencimiento ( 0,5%) o de los depósitos en otras entidades ( 3,3%).
  • La rentabilidad de los activos se ha multiplicado por cuatro en los últimos doce meses (pasa del 1,46% al 6,41%) y la del capital, en consonancia, pasa del 0,08% al 0,36%.

Como todos los bancos últimamente: poquita información y mucho 'power point', pero, en cualquier caso, mucho mejor que Bankia. Al menos, nos ofrece un balance y una cuenta de resultados como mandan los cánones para que lo interpretemos nosotros mismos, aunque luego los detalles del banco que lidera Jaime Botín (en la imagen) resulten escasos.

En Bankinter continúa la reducción de activos de más riesgo y, así, va reduciendo el crédito a la clientela (-2% en este primer semestre de 2013) en favor de la cartera de negociación ( 23%), de la de inversión a vencimiento ( 0,5%) o de los depósitos en otras entidades ( 3,3%) lo que muestra una busca de activos con menos riesgo, o al menos con menos exigencias legales de recursos  propios que los créditos a particulares. Pero lo del menor riesgo es otro cantar, como son los bancos y los estados.

A diferencia de BFA-Bankia no es esta una entidad con grandes problemas de liquidez y la tasa de cobertura de los créditos sobre los depósitos es del 84% (cuanto más baja mejor) frente al 118% de Bankia.

A pesar de la fuerte reducción del margen de intereses (-15%) el crecimiento de las comisiones ( 18%) y de las actividades especulativas ( 46,5%) en consonancia con el fuerte aumento de la cartera de negociación, permiten un margen bruto que crece ( 2,4%). Los gastos generales muy contenidos, como todo el mundo en esta época.

Sin embargo, cuando uno mira la cuenta de resultados de Bankinter de abajo arriba, se pregunta cómo ha hecho crecer un 352% la misma en comparación con el primer semestre de 2012. La respuesta es sólo una: ha debido hacer ya todos los provisionamientos necesarios. Así, este semestre primero de 2013 ha dedicado a cobertura de dudosos 120 mil millones de euros menos que el año pasado (-44%) que explican, una vez reducido el aumento de impuestos por los mayores beneficios, los 80 mil euros de euros más que ha ganado este semestre en comparación con el mismo de 2012.

La rentabilidad de los activos se ha multiplicado por cuatro en los últimos doce meses (pasa del 1,46% al 6,41%) y la del capital, en consonancia, pasa del 0,08% al 0,36%. Todo esto sin ayuda pública, en el mismo mercado y con las mismas leyes que todo el subsector de cajas de ahorros. La diferencia: el modo de elección y selección de los gestores.

Bankinter ya ha digerido la crisis y remonta el vuelo.

Rodrigo de Silos

[email protected]