• Es la primera vez que el banco de Jaime Botín pudo entrar en la mercadería de la crisis bancaria.
  • Eso sí, la CEO Dancausa asegura que las uvas estaban verdes: con lo que se ha visto ahora, mejor no haber entrado.
  • Una de las entidades que propugnaban la liquidación de bancos en apuros, asegura ahora que ese debate ya ha caducado: aquí no quiebra nadie.
  • Y regresamos al tópico: "lo importante no es el tamaño, es la solvencia", afirma Dancausa.
  • En cuanto a los números: en 2012 Bankinter ganó un 31,2% menos por las provisiones.

Si finalmente Bankinter se hubiera quedado con Banco de Valencia, habría sido la primera vez que la entidad entrara en la mercadería bancaria que ha provocado la crisis del sector en nuestro país. En cualquier caso, el sólo hecho de que el banco de Jaime Botín se interesara por la entidad valenciana ya es noticia.

Durante la presentación de resultados de 2012, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa (en la imagen), ha asegurado que al final rechazaron la operación porque suponía muchos esfuerzos para la entidad, implicaba unos costes demasiado altos y "el negocio de Banco de Valencia no nos complementaba. Sin embargo, para Caixabanc, los costes son mucho menores", ha aclarado. Aún así, Dancausa ha asegurado que, visto lo visto en las últimas semanas, "estamos muy contentos de no haber entrado".

Por otra parte, una de las pocas entidades que propugnaban la liquidación de bancos no viables o en apuros, ahora afirma que ese debate está superado. "Se ha optado por salvar a todas las entidades, y dar marcha atrás no sería positivo", se ha justificado Dancausa.

En cuanto al futuro de la entidad y la posibilidad de quedar como la más pequeña del sector, la CEO ha respondido que no siente "ningún vértigo". Según Dancausa, "lo importante no es el tamaño sino la rentabilidad". Nadie le puede negar esta afirmación, pero el mundo no va por ahí.

El tamaño sí es importante, sobre todo ahora que el modelo que se está instaurando en todo el mundo es el de entidades cada vez más grandes. Por eso, Dancausa ya puede tener bien controlado el banco, porque en cualquier momento puede venir uno muy grande -como Crédit Agricole, por ejemplo- y hacerse con Bankinter. Desde luego, el caramelo es apetecible: pequeño y con unos números muy atractivos. Ojo.

Precisamente, las cifras presentadas muestran que el banco ganó 124,7 millones de euros en 2012, es decir, un 31,2% menos que el año anterior, que ganó 181,2 millones. ¿La razón Las provisiones realizadas.

Durante la presentación, Dancausa ha hecho hincapié en la morosidad, que ha subido del 3,2% en 2011 al 4,28% en 2012. Ciertamente, muy inferior a la del sector, que en noviembre se situó en el 11,38%. Por otra parte, el banco cerró 2012 con un ratio de capital del 10,22% (según los criterios de la EBA).

Pablo Ferrer

[email protected]