Insisto en que la apasionante querella contra los consejeros de Bankia es una chorrada manifiesta, habitual en un país que prefiere la venganza a la justicia.

E insisto en que a Rato y compañía puede acusárseles de ambición: lo suyo era un proyecto de locos, pero eso no significa que Rato y sus consejeros hayan metido la mano en la caja.

Y ahora vamos con lo otro: la querella presentada por UPyD contra más de 30 consejeros del grupo BFA-Bankia ha dejado fuera el nombre de Virgilio Zapatero, quien fuera vicepresidente de Cajamadrid, consejero de BFA y de Bankia. Y esto es bello e instructivo porque resulta que la querella se refería a los consejeros actuales de BFA y, atención, a los consejeros antiguos de Bankia, previos a su salida a bolsa. Casualmente,  el ex ministro de Felipe González, valedor político de Rosa Díez y amigo personal suyo, pasó de BFA a Bankia.De este modeo no figuraba ni en una lista ni en la otra. En plata, el amigo de doña Rosa quedaba libre de la querella de doña Rosa . ¿Do you understand?
Por el contrario, el casi novato en el grupo BFA-Bankia, ex ministro de Aznar, Ángel Acebes, está imputado por tremendos delitos.

A lo mejor el juez o la Fiscalía reparan el error pero eso no limpiará la imagen de una querellante que lucha contra un fiero fraude financiero del que saca a sus amigos y mantiene a sus enemigos.

Eulogio López

[email protected]