Se une a Santander y BBVA en su intento de captar liquidez

 

Primero fue el Santander, con más de 7.000 millones de euros, luego el BBVA, hasta los 10.000 millones, ahora es Bankia, quien lanza 5.000 millones de euros y ofrece una rentabilidad de "hasta" el 4%.

La solvencia de un pagaré depende de quien lo emita. Hartos de encontrarse cerrados los mercados mayoristas, los bancos españoles buscan vías alternativas para financiarse acudiendo directamente al particular. El pagarés es una de ellas y supone una apelación directa al inversor. En el caso de Bankia fueron los particulares quienes respaldaron su salida a bolsa.

En definitiva, si los inversores institucionales, casi todos de ellos se comportan ya como fondos buitres, están colocando a los bancos españoles contra las cuerdas, las entidades acuden a los particulares para asegurar su liquidez.

Miriam Prat

[email protected]