• Al final, serán 5.000 los trabajadores que tendrá que abandonar la entidad.
  • Este martes, durante los premios 'Tinetero' y 'Secante' de la APIE, el ministro Guindos bromeó con Goirigolzarri por la llegada del rescate bancario.
  • Pero otro problema del presidente de Bankia es que ahí donde va, los preferentistas le montan el lío.

A una hora del cierre de la sesión bursátil de este miércoles, los títulos de Bankia subían un 4,4% y se convertían en el motor de un IBEX que también subía, pero mucho menos: un 0,60%. El caso es que las acciones de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) han subido tanto porque, por fin, han llegado los casi 40.000 millones de euros de Europa para la reestructuración del sistema financiero; en pocas palabras, el rescate bancario.

Por otra parte, la entidad financiera finalmente despedirá a 5.000 empleados con una indemnización de 22 días por año trabajado y un tope máximo de 14 meses. Además, la dirección ha propuesto recortar en un 40% los sueldos y planes de pensiones.

En otro orden de cosas, durante la entrega de los premios 'Tintero' y 'Secante', organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el ministro Guindos afirmó que la buena noticia era que el dinero del rescate bancario ya había llegado, para luego dirigirse a Goiri en estos términos: "No te preocupes, se inyectará convenientemente".

Pero al margen de la ayuda europea, otro problema del presidente de Bankia es que ahí donde va se encuentra a una legión de afectados por preferentes que no cesan de insultarle. Sucedió este martes en la sede de la Asociación de la Prensa, durante la gala de los premios, y seguramente no será la última vez.

Andrés Velázquez

[email protected]