• El más enfadado es el vicegobernador y presidente del FROB, Fernando Restoy, nominado por el PSOE.
  • Pero Guindos insiste en que el mal de Bankia no estuvo en el saneamiento del PP sino en la propia fusión de cajas de ahorros, auspiciada por el Ejecutivo Zapatero y en la salida a bolsa.
  • Es decir, la fusión y salida a bolsa fueron malas: la nacionalización y el saneamiento buenos.
  • Además, al titular de Economía le importa poco mantener las formas. Desde la entrada en funcionamiento del BCE como organismo supervisor, Luis María Linde se ha convertido en 'el último gobernador'.
  • Y Restoy ha quedado fuera de juego. El representante español en el importante mecanismo único de supervisión será Carrascosa.
  • La sorpresa: ¿por qué Luis María Linde se ha dejado arrastrar por su segundo, Restoy, a una guerra abierta con el Ejecutivo

¡Cosas veredes, amigo Sancho! Todo un banco central, regido, además, por un gobernador nombrado a instancias del Gobierno, arremete contra el titular de Economía y defiende al anterior equipo, el del socialista Miguel Ángel Fernández Ordóñez, así como su actitud respecto al proceso BFA-Bankia.

El principal instigador de la revuelta ha sido el subgobernador y presidente del FROB, Fernando Restoy, a quien, encima, Guindos (en la imagen junto a Linde) ha dejado fuera de Europa: su hombre en el nuevo mecanismo de resolución bancaria europea será Antonio Carrascosa.

Pero es que, además, el tono del comunicado del Banco de España es de risa. Por varias razones: un supervisor no puede justificarse asegurando que la información para su trabajo se la dan los propios bancos. Pero oiga, que es usted el inspector, no el inspeccionado.

Además, el saneamiento de Bankia, independientemente de ser más o menos adecuada, así como la gestión saneadora de José Ignacio Goirigolzarri, está resultando muy buena y Guindos no ha hablado de otros bancos quebrados, solo de Bankia. Por último, nadie duda de que la labor de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como subgobernador, y la del Gobierno Zapatero, han sido un desastre. Por tanto, El dúo Linde-Restoy ha hecho mal en plantear el combate en ese punto.

Y lo más sorprendente: ¿por qué Luis María Linde, nombrado a instancias del PP, secunda a su segundo, Fernando Restoy, nominado por Rubalcaba, en una batalla en la que no tiene nada que ganar Además, a Guindos poco le importa ya el Banco de España. Luis María Linde es el último gobernador y al antaño poderoso supervisor ya sólo le queda algo menos del 10% del sistema bancario español.

Y es que el ministro Luis de Guindos ha marcado la frontera. Lo malo, dice, es lo que hizo el PSOE: fusionar siete cajas de ahorros de una tacada y sacar Bankia a bolsa. Y bueno es lo que hizo el PP: nacionalizar Bankia y nombrar a Goirigolzarri presidente.

Eulogio López

[email protected]