• En principio se produjeron 3.000 peticiones de salidas voluntarias, pero no eran las deseadas.
  • Los sindicatos piden a la entidad que actualice los datos.
  • Por otra parte, los preferentistas mantienen el pulso porque no aceptan las cifras del canje.
  • La reducción de capital produce un movimiento alcista de la cotización, pero es flor de un día.

Tras la apertura del periodo voluntario, unos 3.000 trabajadores de la entidad, de todo el territorio nacional, solicitaron la baja. Si se hubieran aceptado todas estas salidas, se habría cubierto más de la mitad del ERE de 4.500 empleados. Pero no ha sido así, y los sindicatos -concretamente UGT- ya denunciaron en marzo que la entidad estaba aplicando mal el acuerdo sobre el ERE, que prioriza las bajas voluntarias sobre las forzosas.

Desde entonces, la cosa no ha mejorado mucho. Fuentes sindicales han afirmado a Hispanidad que, tras la primera semana del ERE, la entidad no ha actualizado las cifras del Expediente de Regulación de Empleo.

Pero el ERE no es el único frente que tiene abierto José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen). Y es que CC.OO. ha exigido este jueves la paralización del canje de preferentes y deuda subordinada aprobado por el FROB. Según el sindicato, el canje "supone la expropiación de facto del ahorro de preferentistas y tenedores de deuda subordinada".

El plan aprobado por el FROB este miércoles para la recapitalización de la entidad con dinero público incluye la imposición de pérdidas para los preferentistas. Concretamente, se calcula que los tenedores de este producto de inversión perderán un 54%, los de deuda subordinada un 53% y los de subordinada con vencimiento un 34%.

Por otra parte, los titulares de instrumentos híbridos podrán solicitar, a partir de este jueves, acudir al arbitraje. El plazo concluye el próximo 30 de junio. La entidad ha recordado que la petición de arbitraje no cierra la vía judicial.

Asimismo, la reducción de capital que el banco llevará a cabo este lunes ha producido un movimiento alcista en su cotización. A dos horas del cierre de la sesión, la acción de Bankia subía un 1,74%, hasta los 0,17 euros. Este movimiento alcista es normal, teniendo en cuenta que a partir del próximo lunes, cuando se lleve a cabo la reducción de capital, las nuevas acciones se diluirán hasta el 0,18%. Por eso, esto es flor de un día.

A partir del próximo lunes ya veremos lo que ocurre. Su cotización estará condicionada por la marcha de la entidad, concretamente por su capacidad de generación de fondos. Si lo consigue, sin duda, la acción repuntará. Si no…

Pablo Ferrer

[email protected]