• Pero el nuevo gobernador del Banco de España, Linde, es más duro que MAFO: ahora no sólo le discute los tiempos, que depende de Bruselas, sino el monto del saneamiento.
  • El presidente de Bankia afirma que tiene el banco paralizado ante el retraso de la capitalización y que su prestigio se puede hundir con la tardanza.
  • El FROB se niega a nuevos adelantos, tras el realizado por valor de 4.500 millones de euros.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) vuelve a amenazar con dimitir si no llegan pronto los fondos europeos para recapitalizar la entidad. Goirigolzarri está harto de tener el banco paralizado con tensiones de liquidez y una red por debajo de sus posibilidades. Además, su prestigio como saneador decae.

De hecho, su anterior ultimátum hizo que el FROB adelantara 4.500 millones de euros de sus propios fondos mientras llegaba el dinero de Bruselas. Pero eso no significa que el nuevo gobernador Luis María Linde, y su segundo, Fernando Restoy, sean más blandos con Goiri que Fernández Ordóñez (MAFO). Antes al contrario, Linde le discute a Bankia hasta el monto total de la operación de saneamiento (23.000 millones de euros) que pretende reducir, así como las condiciones. Vamos, que la situación no puede resultar más tensa.

Y tras la negativa de Ibercaja a fusionarse con Liberbank y C3 Banco, el ministro Luis de Guindos no quiere más problemas con las fusiones de cajas. Sólo faltaba que en plena negociación por el cierre del rescate bancario a Español con la troika, tuviera que abrir ahora el frente interno.

Eulogio López

[email protected]