• Los últimos resultados de la entidad indican que está en el buen camino de banca doméstica.
  • Pero una entidad necesita de banca de inversión.
  • Y es una de las limitaciones impuestas por Bruselas al banco nacionalizado.
  • Apoyada en la convicción del trabajo bien hecho, Bankia ha pedido a la Comisión Europea que le levante las restricciones relativas al crédito.
  • Mientras tanto, y como parte de ese plan marcado desde Bruselas, Bankia Inmobiliario ultima la venta de 300 millones de euros en activos inmobiliarios a Goldman Sachs.

Para entendernos, cuando hablamos de banca al por mayor nos referimos a banca de inversión, esto es, a aquellos bancos cuyo negocio está en grandes operaciones de inversión, con grandes empresas o con los gobiernos. La banca de inversión es la que, entre otras cosas, participa en las fusiones de grandes empresas, emite bonos, saca empresas a bolsa y diseña y ejecuta OPAs.

Ése es el gran reto de José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen): la banca al por mayor. Los resultados de los nueve primeros meses del año muestran que el presidente del banco nacionalizado está llevando a cabo un buen trabajo de banca doméstica. El margen de intereses sube un 15,2%, el margen bruto un 2,7% y el margen antes de provisiones lo hace un 15,3%. Son datos positivos, pero no suficientes si el banco quiere crecer y seguir entre los grandes de Europa. Necesita realizar banca de inversión.

Pero esa es, precisamente, una de las limitaciones que impuso Bruselas a la entidad nacionalizada. No obstante, seguro que Goirigolzarri ya se está planteando un equipo de banca al por mayor, sabedor de que tarde o temprano Bruselas levantará la prohibición.

De hecho, y apoyada en la convicción del deber cumplido, la entidad ya ha pedido a las autoridades europeas el levantamiento de las restricciones relativas al crédito. En resumen, según el plan marcado por Bruselas, el saldo crediticio de la entidad no puede superar los 116.000 millones de euros a finales de 2015. En junio, el saldo era de 115.087 millones. Es decir, se ha adelantado un año y medio.

Pero además, juega a favor de la entidad nacionalizada la intención del Banco Central Europeo de incentivar que el sector financiero reactive los préstamos para favorecer la recuperación económica del continente.

Mientras tanto, debe seguir cumpliendo el plan en el que se enmarca, entre otras, la operación que, según publica este lunes Expansión, está ultimando con Goldman Sachs para vender 300 millones de euros en activos inmobiliarios. Pero el futuro de Bankia pasa por hacer, también banca al por mayor.

Pablo Ferrer

[email protected]