Rato rechaza la oferta de MAFO para hacerse con Unnim

 

Primero se marchó Matías Amat. El número dos de Miguel Blesa. Ahora sale Aurelio Izquierdo, responsable de toda el área comercial y de la red de oficinas. Izquierdo había sido el primer ejecutivo de Bancaja pero nunca se aclimató a Madrid. De hecho, su familia sigue residiendo en Valencia.

Queda Sánchez Barcoj, aunque éste es posible que se quede, sobre todo porque no pretende marcharse.

Al final el consejero delegado Francisco Verdú, ha decidido que, si tan complejo resulta renovar la vieja guardia de las 7 cajas fusionadas, lo mejor es hacer un peine, es decir, ampliar la segunda línea directiva para igualar a los desiguales y que todos ellos reporten al consejero delegado, es decir, a él.

En el entretanto, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, desesperado por el desastre de la reforma de cajas de ahorros, ofrecía a Rodrigo Rato entregar Bankia a Unnim, la resultante de la fusión de tres cajas catalanas, que están en pésima situación. Ningún problema sobre aportaciones del FROB. Ni por esas: Rato ha desechado la invitación con tanta firmeza como cortesía.

Miriam Prat

[email protected]