• Tres están hospitalizados en estado grave en el Instituto de Medicina de Dhaka.
  • Cáritas local ha organizado el apoyo médico y jurídico de los asaltados.
  • Indonesia: aumentan los cristianos en Aceh, pero no tienen permiso para construir iglesias. 
En Bangladesh, recientemente, un grupo compuesto por cientos de fanáticos islamistas atacaron una comunidad católica en el distrito de Jamalpur, por el hecho de haber votado en las elecciones parlamentarias del 5 de enero. Ocho personas resultaron heridas en el ataque: tres están hospitalizados en estado grave en el Instituto de Medicina de Dhaka. Entre ellos está el hermano mayor de Monseñor Paolo Ponen Kubi, obispo de la Diócesis de Mymensigh.

Teófilo Nokrek, director regional de la Cáritas diocesana, dijo a Asia News: "El ataque fue lanzado contra miembros de la etnia Garo, que decidieron votar sin tener en cuenta las amenazas de los extremistas. Sus casas fueron incendiadas y los asaltantes han prometido volver, quemar lo que queda y tomar las tierras de la tribu. Sonendra Kubi, hermano del obispo, se encuentra en estado grave. También su esposa resultó herida en el ataque".

Por el momento, Cáritas y la diócesis están ayudando a los heridos: "Queremos estar seguros de que haya justicia - concluye Nokrek - y para eso también buscamos ayuda legal por lo menos en las etapas iniciales de la investigación. Por favor, oren por las víctimas".

Los extremistas atacaron también la parroquia de Baromari, en el distrito de Sherpur. Los fieles de la zona viven con miedo: cinco de ellos resultaron heridos de manera leve, uno fue hospitalizado. Polas Rema, un joven católico en la zona, dijo: "El gobierno tiene que detener este terrorismo contra las minorías adivasis y contra las minorías religiosas". Xavier Sku añade: "Las minorías siguen siendo víctimas del juego político, pero la situación empeorará día a día, si no obtenemos justicia".

Mientras, en Indonesia, la pequeña comunidad cristiana de la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, prospera y está creciendo, pero sigue sin conseguir los permisos para construir iglesias, según han explicado a la Agencia Fides las iglesias locales.

La provincia ha aprobado la sharia (ley islámica) en la ley civil. En ella, los cristianos, de acuerdo con datos del censo de 2010, son el 1,2 % de la población que en total tiene alrededor de 4,5 millones de habitantes. Sólo hay tres iglesias en la capital provincial, Banda Aceh (una católica y dos protestantes), y a pesar de que la población cristiana de Aceh está aumentando, los estrictos requisitos para la obtención de los permisos y las presiones de los grupos radicales islámicos a las autoridades civiles han hecho que sea extremadamente difícil para los no musulmanes construir nuevos lugares de culto.

Por otra parte, el actual gobernador de la provincia, Zaini Abdullah, quien fue elegido en 2012, promueve un programa declarado de islamización de la sociedad.

Urgen oraciones por los cristianos perseguidos en el mundo por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]