• La ministra de Empleo y Seguridad Social defiende que el ajuste salarial solo puede ser coyuntural.
  • La moderación salarial se recogía en el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) desde el 2012 y acaba este año.
  • Los sindicatos quieren que se inicie ya una recuperación en los salarios para estimular el consumo y salir de la crisis.
  • El salario medio de las grandes empresas subió un 0,6% en el cuarto trimestre de 2013.
  • Además, Báñez se pone del lado de los autónomos, pues señala que "la principal barrera a la que se enfrentan los emprendedores son las cargas administrativas". 
  • La reforma laboral del Gobierno está a punto de cumplir su segundo aniversario.

La ministra de Empleo y Seguridad Social (SS), Fátima Báñez (en la imagen), se ha mostrado contraria a un modelo de bajos salarios porque "es una estrategia abocada al fracaso". De esta forma lanza un aviso a su jefe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por si pretende que la moderación salarial a la baja sea una constante a largo plazo. Báñez ha hablado sobre este tema en una entrevista a la revista Banca Cooperativa de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc). La responsable de Empleo y SS defiende que el ajuste salarial que están aplicando las empresas españolas en estos momentos solo puede ser coyuntural, aunque en la entrevista no concreta cuándo deberá acabar.

Recordemos que la moderación salarial se recogía en el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) desde el 2012 y que acaba este año. Este pacto recomienda que en el 2014 los sueldos suban de media un 0,6%, una cifra similar a la del año pasado. Pero ahora los sindicatos, UGT y CCOO, van más allá, pues quieren se inicie ya "una recuperación en los salarios" para así estimular el consumo y salir de la crisis económica.

El salario medio de las grandes empresas, es decir, de aquellas que facturan más de 6 millones de euros, subió un 0,6% en el cuarto trimestre de 2013, según la estadística Ventas, Empleo y Salarios en las Grandes Empresas que elabora la Agencia Tributaria y que se ha publicado este lunes.

De esta forma el salario medio de las grandes empresas se situó en los 2.911 euros en los últimos tres meses del año pasado. El mayor incremento del salario medio lo tuvieron los trabajadores de la industria con energía y agua, que fue del 3% hasta los 3.980 euros. Los del sector de transporte y comunicaciones fueron los que tuvieron el salario medio bruto más alto (4.724 euros).

Según el estudio de incrementos salariales de la consultora People Matters el 46% de las empresas españolas subirán los salarios en este año, pero tranquilo, señor Rajoy, pues el incremento solo será del 1,52%, bastante inferior al del 2,58% que tuvieron en el 2013. Los sectores más beneficiados por esto serán los servicios farmacéuticos y el financiero.

Respecto al empleo, la estadística elaborada por la Agencia Tributaria señala que se ha reducido un 2,3% durante el año 2013. Los mayores afectados han sido la construcción y la industria, donde la ocupación ha bajado un 10,7% y un 3%, respectivamente.Dicha estadística también refleja las ventas, que han caído un 2,8% porque el descenso del 4,1% de las ventas interiores no ha sido compensado con los aumentos de las exportaciones (2,3%) y de las importaciones (1,6%).

En relación al empleo y los salarios no nos podemos olvidar de los autónomos y precisamente Fátima Báñez se ha puesto de su lado en la entrevista que ya hemos referido, pues señala que "la principal barrera a la que se enfrentan los emprendedores son las cargas administrativas". Así que parece que la ministra de Empleo y SS tiene más de una lección que enseñarle a su jefe Rajoy, no solo que los bajos salarios no nos benefician ni nos ayudan a ser un más competente, sino que hay que apoyar a los emprendedores y no ahogarles a impuestos.

La reforma laboral del Gobierno está a punto de cumplir su segundo aniversario, así que a ver si el presidente toma las riendas con fuerza y se atreve a mejorar de verdad las cosas y no a castigar a la clase media.

Cristina Martín

[email protected]