Una de cal y otra de arena. El saldo negativo de la balanza comercial se reduce en un 12,97%

En febrero de 2012 la economía española registró un déficit por cuenta corriente de 5.884,8 millones de euros, superior en un 1,26% al registrado en el mismo mes de 2011 (5.297,0 millones), según datos ofrecidos por el Banco de España, que interpretan que esta ampliación encuentra su explicación en el incremento del déficit de rentas, y en menor medida, por los saldos de la balanza de transferencias y comercial que sirvieron para compensar la evolución de la balanza de servicios favorablemente.

El déficit de la balanza comercial se situó en febrero de 2012 en 3.003 millones (2.713,8 millones en el mismo mes de 2011). Las exportaciones e importaciones han tenido un aumento importante, un 6,8% y un 7,3% interanual respectivamente. El déficit comercial existente, frente a estos datos, encuentra su explicación en la energía, ya que, según los datos del Banco de España el saldo no energético fue superavitario.

En febrero de 2012, el superávit de la balanza de servicios avanzó hasta 1.758,4 millones de euros, frente a los 980,8 millones en el mismo mes de 2011. Lo que es más importante, y está siendo interpretado como una especie de brotes verdes por el Ejecutivo es que el saldo negativo de la balanza comercial se ha reducido en un 12,97% (6.195,8 millones).

El incremento del superávit acumulado de la balanza de servicios fue del 37,63% (hasta 3.600,3 millones), fundamentalmente por el aumento del turismo y los viajes a España. El saldo positivo en estos apartados aumentó hasta alcanzar los 3.206,4 millones en el primer bimestre de 2012.

La balanza de rentas registró un déficit por importe de 2.050,3 millones de euros en febrero de 2012, superior al del mismo mes del año anterior (1.285,5 millones). Por su parte, la balanza de transferencias corrientes mostró un saldo negativo de 2.589,8 millones de euros (2.278,6 millones en febrero de 2011).

En febrero de 2012, el saldo de la cuenta de capital que recoge, entre otros conceptos, las transferencias de capital procedentes de la UE, contabilizó un superávit de 116,3 millones de euros (1.249,5 millones en febrero de 2011).

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación generada por las operaciones no financieras de la economía española, fue negativo en febrero de 2012, al igual que en el mismo mes de 2011. En concreto, la necesidad de financiación se situó en 5.768,5 millones de euros, frente a 4.047,5 millones en el mismo mes de 2011.

Mariano Tomás

[email protected]