No se pueden bajar las pensiones por la misma razón por la que no se puede reducir más el sueldo de los funcionarios: no es justo porque la mayor parte de los pensionistas y la mayor parte de los funcionarios cobran poco.

Pero como las cuentas no salen sí que se puede, y se debe, alargar la edad de jubilación y aumentar el número de horas de trabajo de los funcionarios y su rendimiento.

De igual modo, se puede y se debe instaurar el despido libre y reducir el tiempo de subsidio… siempre que se haga con la contrapartida de elevar los salarios bajos… porque son muy bajos.

Las reformas no tienen que ser recortes de cobrar menos sino imposición de trabajar más. ¿Y saben por qué estoy convencido de que esto es lo justo? Porque todos los españoles de bien están dispuestos a trabajar más, pero no a tener problemas para llegar a fin de mes. Los vagos no, pero es que yo no hablo para vagos.

Eulogio López

[email protected]