• El ex presidente se suma a las críticas internas, en el PP, a su sucesor: Piqué, Arenas y Gallardón.
  • A Rajoy no le preocupan las protestas de los sindicatos sino la de los empresarios y autónomos, cada vez más desafectos.
  • Lo cierto es que el presidente se ha quedado solo y su escasa influencia en Europa es ya patente.
  • Y los alemanes y franceses le marean pero Rajoy no se atreve a salir del euro.

El expresidente del Gobierno, José María Aznar (en la imagen) vuelve a estar listo por si, como él dijo, la patria le necesita. Claro que cuando lo dijo su sucesor en el partido no había alcanzado La Moncloa.

Aprovecha el antiguo jefe la soledad de Rajoy al que no le sale una a derechas en economía, y se postula como un posible cambio si las cosas fueran a mayores. Lo mismo que han hecho Josep Piqué, Javier Arenas y Alberto Ruiz-Gallardón.

¿Un presidente que tira la toalla ocho meses después de llegar al poder con mayoría absoluta? Parece increíble... como increíble es todo lo que está ocurriendo en la peor crisis de la historia moderna.

Lo cierto es que Mariano Rajoy se ha quedado solo y su escasa influencia en Europa es ya demasiado patente como para conseguir que ésta ayude a la deuda española sin perder hasta el menor asomo de soberanía.

Y lo peor es que Rajoy es consciente de ello, pero no se atreve a salir del euro. Mientras, la prima de riesgo bate todas las marcas y una deuda de referencia a 10 años, por encima del 7%, nos aboca a la intervención.

Eulogio López

[email protected]