- Y se refiere al PSOE: "Nunca se había producido en la historia de la democracia de un país que una parte de la izquierda de ese país dijese al Gobierno que era responsable de lo que había pasado"
- Sobre Rajoy, afirma Aznar: "Me quedo más tranquilo cuando le escucho decir que la unidad de España es innegociable que cuando le oigo decir hoy llueve mucho"
- Y ha añadido: "No quiero ser ministro, ni secretario de Estado, ni tampoco quiero volver a ser presidente
- Aznar dice que queda pendiente la reforma del sector público y advierte sobre el riesgo del elevado endeudamiento
- Sobre el terrorismo: "Cuando estamos intentando ganar una guerra contra ETA, que la hemos ganado, lo que no podemos luego es perder las consecuencias políticas de esa victoria y humillar de una manera absolutamente inaceptable a las víctimas del terrorismo"
- Alberto Fabra avisa, sobre el cierre de RTVV: "No es la única televisión que está así"
- Ángel Expósito (tertuliano COPE), sobre el cierre de RTVV: "Cuando hablamos de la España de las autonomías, esto es España de las autonomías"
- Esther Palomera (tertuliana COPE): "Esto merece un análisis muy profundo en la comunidad valenciana y en el resto de CCAA de lo que se ha hecho y cómo"
- Ernesto Sáenz de Buruaga (COPE): Hay "muchas CCAA donde se multiplican los acuerdos para meter plantilla, donde los sindicatos también tienen parte de culpa, no solo los políticos, y donde se ha despilfarrado dinero porque alguien lo ha permitido"
- Luis del Val (tertuliano COPE): "En las televisiones públicas te encuentras a unos excelentes profesionales y también a unos tipos enquistados que no dan un palo al agua, y eso también es responsabilidad de los sindicatos y de los trabajadores, de todos"
En Antena 3, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, ha presentado el segundo tomo de sus memorias, que presenta hoy en Madrid. Acerca de cómo trata en sus memorias el 11-M, Aznar ha contado que "fueron momentos muy duros y difíciles". "Yo puedo explicar mis 8 años de Gobierno a mis nietos con razonable tranquilidad y orgullo". "Fue una gran ambición para España, querer ser los mejores y dimos un salto gigantesco y lo conseguimos y nada lo puede impedir. Pero hubo parte de gente que estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para que ese proyecto no saliera adelante, porque ese proyecto cambiaba sociológicamente España, cambiaba la mayoría de España y era muy perjudicial para sus intereses". "Hemos pasado a hablar en pocos años de tener un problema gravísimo de secesión en España, de tener unos problemas institucionales, económicos graves, a ser un país puesto como ejemplo de economía y de estabilidad".

Acerca del 11-M cuenta que "la orden que se dio fue decir todo lo que se sabía, el Gobierno dio toda la información que tenía, incluso soportó manipulaciones y desinformaciones inaceptables. Todo lo que se dijo en torno a eso fue un ejercicio de manipulación absolutamente lamentable". Por parte del Gobierno Aznar, ha asegurado, "en aquellos días a los españoles se les dijo todo lo que pasaba, sobre la marcha". "Los que no podrán explicar a sus niños es dónde estaban los suicidas de los trenes, los que decían que el Gobierno ocultaba información o que el CNI decía unas cosas" falsas.

Ha asegurado que se dijo que fue ETA porque "es lo que los servicios de inteligencia, y de la policía y guardia civil exactamente decían. En la historia de aquello se llegó a acusar al Gobierno de intentar dar un golpe de Estado, que Acebes había ido a ver al rey para proponérselo. Aquello fue una vergüenza para los que lo hicieron. Pero ahí queda". "La verdad estropea algunas historias que algunos pueden considerar bonitas para ellos, pero que no son ciertas".

El ex presidente ha añadido: "Usted sabe muchas cosas que a lo mejor los demás no sabemos, lo que yo le puedo decir es que esos atentados fueron muy planificados e ideados por una mente absolutamente diabólica y produjeron unos resultados devastadores". "Una mente que conocía muy detalladamente lo que era la realidad española y que tenía unos objetivos que cumplir, que era intentar cambiar el curso histórico-político de España". "Yo no sé quién esa esa mente". "Era una mente diabólica, que conocía muy bien la política española y que tenía unos objetivos muy concretos, que era alterar el rumbo político de España".

Preguntado por si sigue pensando que ETA pudo tener relación con el 11-M, Aznar ha dicho: "Digo lo que me dijo el director del CNI el sábado día 13 al mediodía, que no descartaba ninguna hipótesis". "Y quiero decir que en ese caso hay cosas que pueden entenderse que están juzgadas y hay otras cosas sobre las que se pueden tener muchas dudas".

Y se ha referido a la actitud del PSOE esos días: "Nunca se había producido en la historia de la democracia de un país que una parte de la izquierda de ese país dijese al Gobierno que era responsable de lo que había pasado en el país". "No tiene precedentes. El hecho de decirle al Gobierno que usted es responsable de lo que ha pasado, eso no tiene precedente en la historia democrática de ningún país. Y eso crea un precedente muy malo. Eso puede hacer saltar todas las barreras de lo que significa no solo el ejercicio de las responsabilidades normales en un marco democrático, hay que saber comportarse. Y aquellos días, para una parte de la izquierda española, no serán unos días que puedan presentar en su hoja histórica como 'sin mancha', sino más bien lo contrario. Y además fue un precedente que preocupó muchísimo a gobiernos europeos".

Aznar ha señalado, sobre su libro: "La del PP y la que cuento en ese libro es la historia de una gran ambición que convertía a España en una de las mayores democracias del mundo, de confianza en el país, de confianza en la capacidad de los españoles para hacerlo y lo bueno del caso es que se hizo". "El proyecto al que el PP sirve fue ratificado por los españoles el año 2012". "El presidente de honor del PP debe decir: nosotros debemos ser fieles al mandato" de nuestros electores.

Ese mandato consiste en decir a los españoles: "Si ya lo hicimos una vez, por qué no lo vamos a hacer una segunda". "Si sacamos a España de la crisis, si fuimos capaces de modernizar el país, de crear una etapa de prosperidad sin precedentes, de crear 5 millones de puestos de trabajo, de tener la Seguridad Social en superávit, de bajar los impuestos, de tener el déficit controlado, de que España formase parte del euro, de liberalizar la economía, de que en España hubiese grandes empresas y multinacionales, de que la Seguridad Social tuviese un fondo de reserva", "de que tuviésemos más peso institucional que nunca en Europa, de que tuviésemos más fondos europeos que nunca y fuésemos respetados internacionalmente".

Preguntado por si podía este Gobierno de Rajoy bajar los impuestos teniendo en cuenta el déficit desbocado, Aznar ha dicho que "depende. En este momento existe la necesidad de hacer una profundísima reforma fiscal en España. Se ha hecho una buena reforma laboral que va a tener consecuencias muy positivas en España, se ha hecho una reforma financiera muy importante, se han hecho otras reformas que están en el buen sentido". Pero en su opinión, "queda pendiente el sector público: España tiene unos problemas de administraciones públicas muy grandes y unos problemas con nuestro déficit y de endeudamiento muy importantes. Tenemos que tener cuidado de que España no se siga endeudando, porque si España se sigue endeudando, eso puede lastrar las posibilidades de recuperación de la economía española".

No obstante, ha añadido: "El Gobierno hace lo que puede". "Pero cada maestrillo tiene su librillo". "El manejo de los tiempos es parte de la vida política, pero otra cosa distinta es si sabes lo que tienes que hacer y un proyecto claro, luego puedes manejar los tiempos".

En opinión de Aznar, toda la labor de su época de Gobierno "se desmoronó, como consecuencia de lo que pasó en España los 8 años siguientes, se negó la existencia de una crisis que venía de una manera muy irresponsable y la prueba está en que estamos con un 26,5% de desempleo". "Y que el superávit se transformó en déficit, la Seguridad Social vuelve a tener problemas, hay que acudir a la hucha de las pensiones y contra todo eso es contra lo que está luchando con la mayor buena voluntad este Gobierno".

Aznar ha explicado que habla "porque hay mucha gente que me dice que hable. Y ante una situación complicada del país -por ejemplo, en este momento España tiene el reto de una secesión encima de la mesa- la gente me dice que tendrás algo que decir. Y lo dio. Por eso digo que los silencios pueden ser peores que las mentiras".

Preguntado por si se refiere a Rajoy, ha dicho: "De Rajoy lo único que me preocupa es que acierte. No le pido ni que sea simpático, sino que acierte, que tome decisiones, que tenga una idea clara de lo que hacer y que lo haga. Me quedo más tranquilo cuando a Rajoy le escucho decir que la unidad de España es innegociable y no se va abrir un proceso de reforma constitucional, que en el fondo es un proceso constituyente, que cuando le oigo decir hoy llueve mucho". "Yo no tengo duda de que no duda".

Acerca de la derogación de la doctrina Parot por el Tribunal de Estrasburgo, ha afirmado: "Hay muchas cosas que se pueden hacer. Yo estoy en desacuerdo profundo con esa sentencia. Pero hay que respetar la sentencia. Pero todos los que piden respetar la sentencia, deben pedir respetar todas las sentencias, también la que dice que un grupo como Batasuna o Bildu no debe ser legal tanto por sus medios como por sus fines". "El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dice que Bildu no puede ser legal ni por sus medios ni por sus fines, esos deben pedir respeto también para esa sentencia".

Y preguntado por si se podía haber hecho más para evitar ese fallo, ha añadido: "Siempre se puede hacer más, siempre estoy convencido de que se hace lo que se puede. El Gobierno supongo que se habrá hecho lo que se puede". "Ahora hay una situación de hecho y hay que esperar que tanto los fiscales como el Supremo, haga una interpretación de lo que significa la aplicación de esa sentencia y esperamos que lo haga para bien de todos, sobre todo en respeto de las víctimas del terrorismo". "Yo lo que pido es que la ley se aplique y que la aplicación de la ley tiene que ser sin excepción". "Cuando estamos intentando ganar una guerra contra ETA, que la hemos ganado, lo que no podemos luego es perder las consecuencias políticas de esa victoria y humillar de una manera absolutamente inaceptable a las víctimas del terrorismo". "Entiendo, comprendo, amparo y defiendo a las víctimas y hay gente que no", aunque "no por parte del Gobierno".

Preguntado por Susana Griso si es lo que ha hecho este Gobierno, Aznar la he respondido: "Por qué me quiere usted enfrentar al Gobierno toda la mañana". "Es su pretensión". "Su pretensión es enfrentarme al Gobierno y mi pretensión es no enfrentarme". Y ha añadido: "No quiero ser ministro, ni secretario de Estado, ni tampoco quiero volver a ser presidente. Aspiro a que mi país vaya bien, y si le puedo ayudar alguna experiencia tengo". "Mi función es alentar y alertar y esa es mi forma de ayudar". "En política hay mucho mequetrefe pero las grandes cosas no se hacen con mequetrefes".

Sobre la boda de su hija: "Yo era un padre q quería lo mejor para su hija. En El Escorial se casan parejas todas las semanas". Y sobre el caso Gurtel: "No se como acabará. Sé que le está haciendo mucho daño al partido".

Alberto Fabra avisa, sobre el cierre de RTVV: "No es la única televisión que está así"

En la COPE, el presidente de la comunidad valenciana, Alberto Fabra, ha analizado otra vez el cierre de la Radio Televisión Valenciana: "No había otra solución al cierre de Canal Nou". "En estos momentos, la administración autonómica está sufriendo una situación muy complicada en cuanto al nivel de ingresos y estamos haciendo unos presupuestos muy austeros, muy rigurosos. Por eso, en su día hicimos un planteamiento de lo que tiene que ser la nueva RTVVV, con un coste tres veces inferior a lo que suponía hace tan solo 3 años, era la única posibilidad de ser viable. Con el fallo de la sentencia, lo único que ocurre es que tenemos que volver a esa situación de hace 3 años, que es inasumible en estos momentos para los presupuestos de la Generalitat, si queremos seguir apostando por mantener los servicios de sanidad, educación y prestaciones sociales".

Fabra ha explicado que en su día propusieron a los trabajadores de RTVV y a los sindicatos hacer una televisión "viable y sostenible, con la nueva realidad de la administración y con los recursos que teníamos y eso es lo que nos han dicho que no. En su día no quisieron negociar con nosotros y al final, el fallo del TSJV ha sido que tenemos que readmitir a esos más de mil trabajadores, lo que supone un cote de más de 40 millones de euros que en estos momentos no podemos soportar".

Preguntado por de quién es la culpa de que se haya llegado a ese agujero de 3.000 millones de euros, ha señalado: "La RTVV tiene 24 años y todos habrán tenido parte de culpa. Pero no es la única televisión que está así. Por lo que veo, son muchas las que están en una situación muy parecida, y lo que nos tenemos que replantear es que ahora la administración está para otras cosas, para garantizar los servicios básicos de los ciudadanos, educación, sanidad y servicios sociales".

Ángel Expósito (tertuliano COPE), sobre el cierre de RTVV: "Cuando hablamos de la España de las autonomías, esto es España de las autonomías"

En la COPE, los tertulianos analizaban el cierre de la Radio Televisión Valenciana. Para Ángel Expósito, "es evidente que lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. Es evidente que aquí se juntan dos problemas clarísimos. Uno, la tormenta absoluta en la que se encuentra el sector de la comunicación". "Y dos, un problema de nuestras administraciones públicas, completamente insostenibles. Cuando hablamos de la España de las autonomías, esto es España de las autonomías". A lo que se junta "la labor sindical, que contrasta absolutamente con otras empresas de sectores industriales claves, como la automoción", donde ha habido "un ejercicio de responsabilidad de los sindicatos absoluto". "Y una labor política que ha traído consigo compañías  empresas imposibles. Dónde se entiende que una empresa tenga casi 2.000 trabajadores".

Esther Palomera (tertuliana COPE): "Esto merece un análisis muy profundo en la comunidad valenciana y en el resto de CCAA de lo que se ha hecho y cómo"

Esther Palomera, también en la COPE, afirmaba que "además de la parte profesional, habría que abordar la parte empresarial y de gestión. Me parece que los únicos que no son responsables de lo que ha ocurrido en la RTVV son los trabajadores. De cómo se ha gestionado esa televisión, de cómo se ha sobredimensionado en los últimos 24 años es responsabilidad de una clase política que, bajo mi punto de vista, ha gestionado toda la comunidad autónoma valenciana de la misma manera. La televisión pública valenciana es el símbolo de una comunidad que está en quiebra técnica", "donde los políticos y los corruptos que les rodeaban han llevado a la quiebra a esa autonomía". "Esto merece un análisis muy profundo en la comunidad valenciana y en el resto de CCAA de lo que se ha hecho y cómo".

Ernesto Sáenz de Buruaga (COPE): Hay "muchas CCAA donde se multiplican los acuerdos para meter plantilla, donde los sindicatos también tienen parte de culpa, no solo los políticos, y donde se ha despilfarrado dinero porque alguien lo ha permitido"

También en la COPE, Ernesto Sáenz de Buruaga comentaba que es un tema "no específico de la comunidad valenciana, aquí hay muchas televisiones sobredimensionadas, estoy hablando de las grades, de TV·, de Canal Sur, de otras muchas CCAA donde se multiplican los acuerdos para meter plantilla en su momento en su formación, donde los sindicatos también tienen parte de culpa, no solo los políticos, y donde se ha despilfarrado dinero porque alguien lo ha permitido".

Luis del Val (tertuliano COPE): "En las televisiones públicas te encuentras a unos excelentes profesionales y también a unos tipos enquistados que no dan un palo al agua, y eso también es responsabilidad de los sindicatos y de los trabajadores, de todos"

El también tertuliano de la COPE Luis del Val explicaba que "además de la mala gestión y de la situación actual que ha aflorado con la crisis, lo que me asombra es cómo los sindicatos, ante una situación absolutamente inviable, se empeñan en forzar". "Si hubiesen hecho esto en la industria del motor, se hubiesen cerrado tres o cuatro factorías en España". "Yo he colaborado en televisiones públicas y privadas. Lo que ha pasado en las públicas es que te encuentras a unos excelentes profesionales y también a unos tipos enquistados entre los liberados, los no sé qué y los no sé cuantas que no dan un palo al agua, y eso también es responsabilidad de los sindicatos y de los trabajadores, de todos".

José Antich (tertuliano COPE): "Encuentro a faltar en el caso del presidente Fabra un punto de autocrítica"

José Antich, en la misma emisora, señalaba que "encuentro a faltar en el caso del presidente Fabra un punto de autocrítica, porque es evidente que la dicotomía no es si cerrar un colegio o no para mantener Canal Nou. En el año 5, cuando llega Zaplana a la Generalitat valenciana, hereda una televisión con 30 millones de euros de deuda, una plantilla de 600 trabajadores y el 14% de audiencia. Lo que ayer cierra Fabra es una televisión con 1.300 millones de deuda, una plantilla de 1.800 trabajadores y una audiencia del 5%".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]