En plena polémica sobre el saneamiento de Bankia afloran de nuevo las indemnizaciones millonarias de los que fueron sus ejecutivos

Aurelio Iquierdo, polémico número dos de Bancaja -la entidad con el agujero más profundo de Bankia- tiene derecho a una pensión de casi 14 millones de euros, según datos de las memorias de las cuentas consolidadas de 2011 de BFA, el Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia.   

Se ha sabido que Bancaja tiene compromisos con este directivo por más de 7,6 millones de euros en concepto de una póliza de aportación definida que cubre la contingencia de jubilación, fallecimiento e invalidez. Los otros 6,2 millones restantes son el resultante de un seguro de ahorro individual para cubrir la opción de la prejubilación por determinadas circunstancias.

Andrés Velázquez

[email protected]