La culpa la tienen las cotizaciones y las indemnizaciones por despido

 

El coste laboral medio mensual por trabajador alcanzó los 2.683,86 euros en el cuarto trimestre de 2011, lo que supone un aumento del 1,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística.
Ya son cuatro los trimestres consecutivos en los que los costes laborales, que incluyen las cotizaciones a la seguridad social y los beneficios laborales, registran incrementos interanuales. En los dos primeros trimestres del año pasado, el coste laboral por trabajador y mes subió un 0,8%, mientras que en el tercer trimestre aumentó un 1,5%.
Si se compara el dato del cuarto trimestre con el mismo periodo del año 2010, se puede comprobar que el coste descendió entonces un 0,3%.

La mayor parte de la subida es atribuible a los costes de las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que subieron un 1,2% entre octubre y diciembre pasado, hasta alcanzar los 572,67 euros de media, mientras que las percepciones no salariales aumentaron un 7,7%, hasta alcanzar la nada despreciable cifra de 114,86 euros, por el incremento de las indemnizaciones por despido y de los pagos por desempleo parcial.

Mariano Tomás

[email protected]