Durante el pasado año los principales fabricantes de cigarrillos electrónicos destinaron alrededor de 60 millones de dólares en campañas de publicidad. Algunas de estas empresas han experimentado un crecimiento en la inversión publicitaria del 100% en comparación con el año anterior, según un informe publicado por el senador demócrata de Illinois, Dick Durbin.

Los legisladores de Estados Unidos muestran su preocupación ante las estrategias publicitarias desarrolladas por los fabricantes de cigarrillos electrónicos ya que "se dirigen a jóvenes". Se les está intentando frenar ya que "utilizan las técnicas tradicionales que se empleaban para promocionar el tabaco".

El informe presentado por Durbin insta a la Administración estadounidense a una nueva reglamentación de la industria de los E-cig que se encuentra en un momento de gran expansión. Pide también a los fabricantes que se abstengan de realizar publicidad en los medios televisivos y radio.

Los datos sobre la industria del cigarrillo electrónico son alarmantes. Desde 2010 se han duplicado cada año los ingresos, según las empresas del sector y, de acuerdo con este informe, se asegura que las ventas registradas en 2013 han alcanzado los 2.000 millones de dólares. A pesar de que algunos políticos exigen que se cambie la ley sobre el sector de los cigarrillos electrónicos, lo cierto es que la industria se encuentra regulada y la ley permite que los fabricantes anuncien sus productos en todos los medios de comunicación.

Este informe elaborado en base a las encuestas realizadas a ocho de las mayores compañías fabricantes de cigarrillos electrónicos (Altria, R.J. Reynolds Vapor Company, NJoy, Logic, VMR, Lorillard y Green Smoke), revela que seis de ellas invirtieron más de 60 millones de dólares en publicidad. Cinco de estas empresas aumentaron su inversión publicitaria en un 164%, 300% y hasta el 352%.

El informe señala que las campañas de publicidad no sólo se centran en anuncios en televisión, radio y prensa, sino que además están desarrollando una creatividad agresiva para las redes sociales. "Las compañías de E-cigarrillos se están aprovechando del vacío legal para la comercialización de sus productos entre los jóvenes".

Clemente Ferrer
[email protected]