Sin embargo, la pérdida de empleo continúa afectando más a los trabajadores foráneos que a los españoles

Los extranjeros afiliados a la Seguridad Social alcanzaron la cifra de 1.651.390 en el mes de mayo, con 32.115 afiliados más, lo que implica un crecimiento del 1,98%.

Sin embargo, a pesar de este ligero repunte estacional, la evolución de la tasa de  afiliación de extranjeros sigue siendo negativa, y se sitúa por encima de la del total de empleados. Mientras el conjunto del sistema de la Seguridad Social registró un descenso del 3,70%, la disminución de afiliaciones en el colectivo formado por trabajadores de origen extranjero fue del  5,08%.

Las regiones en las que más afiliaciones se han producido en el mes de mayo han sido Baleares y Aragón, con un aumento del 21,06% y el 10,79%, respectivamente; La Rioja (5,40%); Navarra (3,13%) y Cataluña (2,86%) también registran valores positivos.

Por género, de la cifra total de 1.619.275 afiliados, 849.080 son hombres y 770.194 mujeres.

Del total de afiliados al sistema en el mes de mayo, 1.022.546 procedían de países de fuera de la Unión Europea. El resto, 628.844 personas, de países comunitarios.

Por regímenes, la mayoría de los afiliados extranjeros está encuadrada en el Régimen General: 974.826 trabajadores, dato que no incluye el Sistema Especial Agrario (221.302) y el de Hogar (229.394); le sigue el de Autónomos, con 220.935; el Régimen Especial del Mar, 4.633 y el del Carbón que registra 301 ocupados.

Andrés Velázquez
[email protected]