El superávit del sector servicios compensa parcialmente los números rojos de las rentas y la balanza comercial en los dos primeros meses del año

 

España continúa con su balanza negativa que tanto lastra a la economía. La cuenta corriente ha presentado un desfase negativo de 11.976,2 millones de euros durante los dos primeros meses del año, un 4,1% más en comparación con los mismos meses de 2010, tal y como ha anunciado el Banco de España.  

Esto se ha debido a que se ha producido un avance del déficit de rentas (3.784 millones de euros, 600 más que el mismo periodo del pasado año), así como a la ampliación del saldo negativo de la balanza comercial (un 4,1% más que en 2010). Pese a ello, es una buena noticia que sigan creciendo las exportaciones (25,8%), aunque también lo hacen las importaciones en un 21,2%.

A las cifras del déficit de la balanza comercial ha ayudado el creciente déficit energético que se ha ampliado un 36%, aunque contrarrestado con la reducción del componente no energético en un 69%.

Positivamente ha contribuido el superávit de la balanza de servicios que alcanzó los 2.634,2 millones de euros, en comparación con los 2.387,8 millones del 2010. A esto ha ayudado de manera crucial el saldo positivo del turismo y viajes.

Andrés Velázquez

[email protected]