• El coste por hora trabajada aumenta un 0,6% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2012.
  • La variación respecto al trimestre anterior, una vez eliminados los efectos de calendario y estacionalidad, es del 0,5%.
  • Pero el SMI tendría que ascender a 969 euros y actualmente el sueldo mínimo es de 645,30 euros brutos al mes, si se efectúa en 14 pagas, o de 752,85 en 12 pagas.
El Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA), o sea, el coste por hora trabajada para las empresas, ha aumentado un 0,6% respecto al tercer trimestre del año anterior. Por su parte, el índice desestacionalizado y corregido de calendario  presenta  una variación del 0,2%. La variación trimestral del ICLA entre el tercer y el segundo trimestre de 2013, eliminando tanto el efecto de calendario como la estacionalidad, es del 0,5%, ha informado este martes el INE.



Además, el coste por hora trabajada ha aumentado un 0,6% en el tercer trimestre de 2013 respecto al mismo periodo del año anterior. Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la variación del coste por hora se sitúa en un 0,2%.



Por otro lado, se han revisado los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado correspondientes al segundo trimestre de 2013. El índice general se mantiene en 104,3 puntos. Corregido de efectos de calendario y desestacionalizado, la tasa de variación se sitúa en el –0,3%.



Las secciones de actividad que presentan los mayores crecimientos este trimestre son Actividades financieras y de seguros (6,6%) y Suministro de energía, gas, vapor y aire acondicionado (4,1%). Por el contrario, Administración Pública y defensa (–1,6%) y Actividades profesionales, científicas y técnicas (–1,1%) registran los mayores descensos.



Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las actividades con las mayores tasas anuales son Industrias extractivas (4,7%) y Suministro de energía, gas, vapor y aire acondicionado (4,0%). Por el contrario, los mayores descensos se dan en Administración Pública y defensa (–1,8%) y en Actividades sanitarias y de servicios sociales (–1,6%).  



Todo este aumento del coste por hora trabajada es insuficiente para aumentar el salario mínimo en España, pues como explicamos este lunes, el salario mínimo en España seguirá incumpliendo las recomendaciones europeas a pesar de la próxima subida: la Carta Social Europea establece que su cuantía tendría que ser equivalente al 60% del salario medio, que en España es de 1.615 euros brutos al mes. Es decir, el SMI tendría que ascender a 969 euros. Actualmente el sueldo mínimo es de 645,30 euros brutos al mes, si se efectúa en 14 pagas, o de 752,85 en 12 pagas.



Todo ello hace pensar que necesitamos en España y en el mundo un salario mínimo global para luchar contra la codicia de países como China e India, que siguen haciéndose con el mercado mundial a base de explotar a sus propios ciudadanos. Y eso no es justo.



Andrés Velázquez

[email protected]