• Y mientras, Soria les planta cara: "No estamos planteando una revisión de las primas". En un informe, la patronal fotovoltaica achaca el sobre coste del régimen especial a un error de interpretación y cálculo del ministerio.
  • Según Soria, la próxima reforma atajará 4.000 millones de euros del déficit tarifario estructural.

Hasta dieciséis asociaciones de energías renovables se han unido para denunciar al Ejecutivo español ante el Parlamento Europeo por incumplir las directivas europeas sobre renovables.

Por otra parte, según publica El Economista, la Unión Española Fotovoltaica (Unef) ha realizado un informe en el que concluye que "todo apunta a que las desviaciones anuales en los costes del régimen especial se deben, principalmente, a otros factores como pueden ser errores de interpretación o cálculo directamente achacables al Ministerio de Industria y no a la puesta en marcha de nueva potencia del régimen especial".

El ministro José Manuel Soria (en la imagen) ha respondido a la patronal fotovoltaica, a todas las renovables y también al todavía embajador de EEUU en nuestro país, Alan Solomont, principal defensor de los fondos norteamericanos que han invertido en este sector. Por cierto, aún no sabemos si el nuevo embajador será tan verde como él, aunque sí sabemos que es más arco iris.

Volvamos al ministro: "No estamos planteando una revisión de las primas sino que se trata de remunerarlas conforme dice la ley, que es una rentabilidad razonable", ha señalado este martes durante un desayuno informativo organizado por Diálogos para la Democracia.

De esta manera, el titular de Energía ha explicado que la rentabilidad razonable será sobre el "coste de la inversión" y no "sobre otras cosas que no se pueden cargar al recibo de las familias". Esta rentabilidad sería la del "Tesoro más una serie de puntos básicos", ha afirmado.

Asimismo, Soria ha explicado que el objetivo de la próxima reforma del sector es atajar 4.000 millones de euros del déficit de tarifa estructural. El contenido final de dicha reforma lo sabremos en "tres o cuatro semanas", según el ministro.

Miriam Prat

[email protected]