"En este momento solo puedo encomendarme a Dios, que es el Omnipotente, aquel que todo lo puede", dijoRecientemente, en Pakistán, el Tribunal Superior de Lahore, tribunal de segundo grado, confirmó la sentencia de condena a muerte de Asia Bibi, la mujer cristiana paquistaní acusada de supuesta blasfemia en 2010 que se ha convertido en símbolo de la persecución a los cristianos por parte del extremismo islamista. Aunque queda una última esperanza: sus abogados llevarán el caso a la Corte Suprema, pero el proceso podría tardar varios años. 

En esa situación, Asia Bibi ha pedido al Papa Francisco mediante una carta que rece por ella: «Papa Francisco, soy tu hija, Asia Bibi. Te ruego: reza por mí, por mi salvación y por mi libertad. En este momento solo puedo encomendarme a Dios, que es el Omnipotente, aquel que todo lo puede». «Todavía me aferro con fuerza a mi fe cristiana y me nutro de la confianza en Dios, mi Padre, que me defenderá y me devolverá la libertad. También confío en ti, Santo Padre Francisco, y en tus oraciones», recoge Infocatólica. 

«Papa Francisco –prosigue el texto–, sé que estás rezando por mí con todo el corazón. Sé que, gracias a tu oración, mi libertad podría ser posible. En el nombre de Dios Omnipotente y de su gloria, te expreso todo mi agradecimiento por tu cercanía, en este momento de sufrimiento y desilusión».

Asia expresa su más recóndito deseo en la carta: «Mi única esperanza es poder ver un día a mi familia reunida y feliz. Yo creo que Dios no me abandona y que tiene un proyecto de bien y de felicidad para mí, que comenzará dentro de poco. Agradezco a todas las personas que en las comunidades cristianas de todo el mundo rezan por mí y hacen lo posible por ayudarme».

Asia también dedica un agradecimiento especial a la 'Renaissance Education Foundation' de Lahore, que «apoya a mi esposo Ashiq y a mi familia». Justamente en esta fase delicadísima, sus abogados defensores están preparando el proceso que se llevará a cabo en la Suprema Corte del país. Joseph Nadeem, que dirige la fundación que ayuda a la familia de Asia, confirmó a Vatican Insider que «se esperan las motivaciones de la sentencia de apelación, para entender cómo, dónde y por qué se erró».

Urgen oraciones por Asia Bibi, perseguida por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]