En su última presentación de resultados aseguraban que querían reducir su exposición en refino

Una mentira Total o una total mentira, tanto da: durante la presentación de resultados del viernes 11, la compañía francesa aseguró estar satisfecha con su participación en CEPSA. Cinco días después anunciaba su venta.

También es cierta una afirmación algo más general sobre el deseo de Total de reducir su exposición en el downstream. Por cierto, el mismo argumento que utilizan para desmentir su interés por Repsol, aunque es evidente que la española va cumpliendo sus planes de reforzar sus reservas y su tasa de reposición con Brasil como punta de lanza.

Mariano Tomás

[email protected]