El presidente de CEIM asegura que la modificación llega en un momento inoportuno para las empresas

Arturo Fernández, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y de la Cámara de Comercio criticó este miércoles la reforma del Código Penal en lo que afecta a las empresas. El presidente de la patronal madrileña destacó los nuevos costes que supondrá para los empresarios, a pesar de que la crisis ya ha minado suficientemente la fortaleza de las compañías: "los empresarios consideramos que esta reforma del Código Penal, que atribuye responsabilidad Jurídica a las empresas  por la actuación de terceros y por no haber ejercido el debido control interno, llega en un momento inoportuno, porque desde que se inició la crisis, más de 300.000 empresas se han visto abocadas a la destrucción", señaló el líder de CEIM durante una jornada para empresarios y profesionales del transporte y la logística sobre las responsabilidades penales que incorporará la reforma del Código Penal.

Para el presidente de CEIM, la reforma profunda de la Justicia se trata de una más de las reformas estructurales que los empresarios llevan exigiendo al Gobierno durante los últimos tres años. Sin embargo, éste no era a su juicio el momento oportuno: "Lo más conveniente hubiera sido haber esperado a un momento de estabilidad en el marco legal y haber planteado esta reforma dentro de un proceso más amplio, el de la modernización de la Justicia en España".

Mariano Tomás

[email protected]