• Felip Puig, también interprondrá una querella contra el diario de Pedro J. por afirmar que recibió un cuarto de millón de euros del Palau.
  • Según el diario, mandos de los Mossos destruyeron  y ocultaron pruebas para beneficiar a la familia Pujol, así como a Artur Mas.
  • Los Mossos defienden su inocencia y anuncian medidas legales.
  • Alicia Sánchez Camacho da por buenas las informaciones de El Mundo y se pregunta si para esto querían los independentistas una policía autonómica.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (en la imagen) y el expresidente catalán Jordi Pujol, por medio de sus abogados, han interpuesto en la mañana de este lunes dos querellas contra el diario El Mundo por un delito de injurias y calumnias, según ha anunciado CDC.

Las querellas, afirma el comunicado remitido, han sido interpuestas en relación "con las informaciones falsas publicadas por los periodistas del diario El Mundo, Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta y la empresa editorial del Diario El Mundo, Unidad Editorial S.L".  El diario El Mundo publicó en su edición del sábado que la familia Pujol tiene 137 millones de euros en Ginebra, según un informe de la Unidad de Delitos Económicos de la UDEF, fruto en su mayor parte de las comisiones ilegales recibidas del Palau. También publicó que el padre de Artur Mas, ya fallecido,  tenía cuentas abiertas en Liechtenstein de las cuales el presidente de la Generalitat es beneficiario, y que serían producto no de la venta de un negocio familiar, sino de haber actuado como testaferro de los Pujol en Liechtenstein.

Este lunes, El Mundo publica el informe completo de la Unidad de Delincuencia Económica y anuncia en su portada que Felip Puig, conseller de Interior, y ex conseller de Obras Públics recibió 250.000 euros del Palau, según el informe policial citado. Felip Puig ya ha anunciado que se querellará como han hecho Jordi Pujol y Artur Mas.

Pero tal vez la información más relevante publicada por el diario El Mundo en torno a la supuesta trama de corrupción catalana son las afirmaciones relativas a la policía autonómica catalana bajo este titular: "Mandos de los Mossos destruyeron pruebas y han ocultados otras al juez durante los registros del llamado Caso Palau".

Alicia Sánchez Camacho, candidata a Presidenta de la Generalitat contra el Partido Popular, no ha dudado en utilizar la información sobre el presunto comportamiento corrupto de los mandos de los Mossos en su campaña electoral. Ha llegado a manifestar públicamente si para esto querían los nacionalistas una policía autonómica catalana. Según la información publicada, en la que no se utiliza la palabra presuntamente, y que figura en el borrador  de la UDEF,  mandos de los Mossos habrían eliminado un archivo, finalmente recuperado, en el que la directora financiera del Palau anotó un pago a Jordi Pujol hijo y añadió: "Se ha informado a su padre, como siempre".

Se trata de un borrador policial, no de un documento definitivo, aunque Pedro J. Ramírez en su editorial de este lunes lo haya definido como "un borrador que emborrona a Convergencia para siempre". Alicia Sánchez Camacho podría haber ido demasiado lejos en sus afirmaciones.  De hecho, los propios Mossos han defendido la inocencia del cuerpo policial catalán en un comunicado donde señalan que las investigaciones del Palau de la Música se llevaron bajo "mandamiento judicial y cumpliendo escrupulosamente con las órdenes del juez y el fiscal". La Dirección General de la Policía catalana anuncia también acciones legales contra el periódico.

Sara Olivo
[email protected]