Zapatero recortó entre un 8 y un 15% el sueldo de los cargos políticos más cercanos: directores generales, secretarios de Estado, ministros, vicepresidentes y el suyo propio

 

Esta mañana se hacía pública la noticia. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado que los altos cargos de la Administración autonómica y los miembros de su Gobierno este año se quedan sin la 'extra' de Navidad entera: "Todos tenemos que hacer sacrificios", decía el ultranacionalista catalán Mas. 

Su Gobierno había planteado a los profesionales que trabajan en el Instituto Catalán de la Salud un recorte de la mitad de la paga extra de Navidad, algo a los que los trabajadores se han negado. Además, la bajada del sueldo a los miembros de su 'Govern' se la habían pedido los médicos y sanitarios catalanes, tras los anunciados 'tijeretazos' en el gasto sanitario.

Así que Mas no podía negarse a bajar el sueldo a los miembros de su ejecutiva, como medida ejemplarizante. La medida afecta a 350 altos cargos de la Generalitat -presidente, consellers, secretarios generales, directores generales y directivos de empresas públicas-, y equivale a un ahorro de alrededor de 1,8 millones de euros.

Esta rebaja -que tampoco es como para tirar cohetes, pues sólo afecta a su 'extra' de Navidad- se une a la decidida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en mayo de 2010, que tras convertirse en el primer presidente de un Gobierno en España que rebajó el salario de los empleados públicos -entre el 0,56 y el 7%- decidió también recortar el sueldo a los cargos políticos: a los directores generales se les rebajó el sueldo un 8%, a los subsecretarios un 9% y a los secretarios de Estado de un 10%. Los ministros, vicepresidentes y presidentes del Gobierno tuvieron un recorte de un 15%.

Asimismo, los integrantes de la Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) decidieron por esas mismas fechas reducir el sueldo de alcaldes y cargos electos: los regidores con sueldos similares al del presidente del Gobierno redujeron su salario un 15 por ciento, mientras que los que percibían salarios como los de los secretarios de Estado se los rebajaron un 10%, y un 9% los equivalentes a subsecretarios.

Por su parte, los portavoces del Congreso acordaron recortar el salario de los diputados un 10 por ciento y aplicar una serie de reducciones para los complementos. Por ejemplo, el presidente de la Cámara, José Bono, tuvo un recorte del 15 por ciento en su complemento salarial, porcentaje que será del 12 para los que reciben los portavoces de los grupos y los miembros de la Mesa. Tales recortes también afectaron a los senadores.

Y es que la crisis obliga a todos a sacar la podadora. Y los políticos no han podido escaquearse. No obstante, teniendo en cuenta lo que ganan -bastante más que el Salario Mínimo Interprofesional, que está en los 641 euros al mes- tampoco es como para hacerles un monumento. El presidente del Gobierno cobrará en 2011 un sueldo de 78.185 euros; sus vicepresidentes ganarán 73.486 euros y sus ministros 68.981 euros. Entre los alcaldes españoles, los mejor pagados son el de Barcelona y Madrid -, unos cien mil euros-; y luego, el alcalde de Bilbao unos 96.399 euros al año; el de Zaragoza, 91.812; y el de San Sebastián.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]