Los partidos catalanes continúan con su deriva independentista: el Parlamento aprueba su presunto derecho a decidirEl pleno del Parlament de Cataluña, o sea, los partidos políticos catalanistas, prosiguen con su deriva independentista. Este miércoles han aprobado a iniciativa del PSC y con una amplia mayoría -con el apoyo también de CiU, ERC e ICV-EUiA-, una propuesta de resolución a favor de ejercer el derecho a decidir en Catalunya a través de una consulta pactada previamente con el Gobierno central. La CUP se abstendrá y PP y Ciutadans se opondrán.

El texto aprobado este miércoles es casi idéntico al que propuso CiU y votaron todos los partidos catalanes hace dos semanas en el Congreso de los Diputados en Madrid, cuando el PSC se desmarcó por primera vez en 35 años del PSOE a causa de su discrepancia sobre el derecho a la autodeterminación de Catalunya. La resolución de CiU fue rechazada con 275 votos en contra y ninguna abstención.

En el colmo de la hipocresía, el president de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado que el Govern no tiene intención de incumplir la ley para llevar a cabo la consulta soberanista. Ante una pregunta del líder del C's, Albert Rivera, en la sesión de control del Parlament, el jefe del Ejecutivo catalán ha dicho: "Ilegal no". Y tras reprocharle Rivera que el Govern tenga la intención de utilizar la tarjeta sanitaria como censo para dicha consulta, Mas ha recordado que "hay una ley de protección de datos y que esa ley se tiene que cumplir", con lo que ha descartado la utilización de estos datos sanitarios con otros fines a los que están destinados. Esto recuerda a lo de 'coláis un mosquito y os tragáis un camello'. Es decir: Mas, muy pulcro él, no se saltará la ley de datos; eso sí, se salta la Constitución promoviendo una consulta ilegal.

Tiene narices el tema.

Porque además, esta mañana se ha sabido que el Govern contempla "consultas no oficiales" o "elecciones plebiscitarias" si el Gobierno del PP se cierra en banda a su consulta independentista. Un informe del Instituto de Estudios Autonómicos de la Generalitat aconseja agotar todas las vías de diálogo y prevé cinco fórmulas constitucionales para el referéndum.

Por mucho que los nacionalistas catalanes pretendan disfrazarlo de legalidad, la Constitución española establece que al conjunto del pueblo español (no sólo a una parte) corresponde decidir sobre aspectos que atañen a su integridad. Y eso es saltarse la Constitución.

Andrés Velázquez
[email protected]