• La justicia argentina investiga el patrimonio del vicepresidente Boudou, que aumentó en casi un 70 por ciento entre 2009 y el 2011.
  • El ex secretario de Néstor Kirchner es imputado por presunto lavado de dinero. Y el empresario Lázaro Báez (también del entorno kirchnerista) ha sido denunciado por trasladar dinero y documentación, aunque él lo niega.
Las informaciones sobre corrupción en el entorno 'kirchnerista' siguen copando los medios de comunicación argentinos.

El último señalado por los medios ha sido el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou (en la imagen), sobre el cual -según recoge El Mundo- la Justicia argentina investiga su patrimonio, que aumentó en casi un 70 por ciento entre 2009 y el 2011. El supuesto enriquecimiento ilícito de Boudou se relaciona con el mismo que Néstor Kirchner, del que se sospecha pudo ser una presunta figura central de una red de lavado de dinero con derivaciones a todos los paraísos fiscales que cabe imaginar.

Pero es que las noticias sobre la presunta corrupción del entorno del difunto presidente argentino Néstor Kirchner se han sucedido en las  últimas fechas. Recordemos que la semana pasada, Clarín informaba de que un piloto anónimo había dicho que el ex secretario de Kirchner, Daniel Muñoz, realizó numerosos vuelos a la provincia sureña de Santa Cruz, de la que es oriundo el ex mandatario, con "una o dos valijas" llenas de billetes de 500 euros.

Pero, además, en un programa de televisión, la excolaboradora presidencial, Miriam Quiroga, denunció que Daniel Muñoz presuntamente llevaba "bolsos de dinero" de la Casa Rosada al empresario Lázaro Báez, en la provincia de Santa Cruz.

Pues bien: después de esto, el ex secretario de Kirchner, Daniel Muñoz, ha sido imputado por la Fiscalía argentina en la causa abierta por las denuncias sobre supuestos manejos irregulares de dinero, informaba la BBC.

Pero lo último, según informa Clarín, es que el empresario Lázaro Baéz también ha sido denunciado por presuntamente desmantelar una bóveda en su famosa chacra "inteligente" de Río Gallegos y trasladar dinero y documentación que se encontraba en su interior hasta su estancia "Laquinta" ubicada a unos cien kilómetros de la capital de Santa Cruz. Así lo denunció la diputada Elisa Carrió ante el fiscal federal Guillermo Marijuán, quien investiga la causa por lavado de dinero abierta por la investigación del programa de TV de Jorge Lanata.

Sin embargo, según recoge La Nación, tras las denuncias, Lázaro Báez dijo que en su casa no hay bóvedas y desmintió la acusación realizada por la diputada Elisa Carrió, quien sostuvo que había sacado bolsas con dinero del lugar.

Y todo esto ocurre después de que la semana pasada, también Clarín informase de que el arquitecto Antonio Cañas contó que antes de ser presidente, Néstor Kirchner había diseñado en una gran casa familiar una bóveda donde presuntamente guardaría el dinero obtenido de los negocios que realizaba con su amigo y testaferro, Lázaro Báez. El arquitecto en cuestión mostró los planos de la bóveda en la última edición del programa televisivo Periodismo Para Todos (PPT).

En fin. Escándalos y más escándalos que lastran a la Argentina. Qué lugar podría ocupar Argentina en el mundo y cuál ocupa por culpa de sus políticos...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]