El PP votaría a favor de los nacionalistas moderados en la sesión de investidura, pero descarta una alianza electoral

-Las encuestas prevén un ligero aumento de votantes del PP, aunque retrocedería a la cuarta posición con 12 ó 13 escaños y un 14% de los votos emitidos. 

Los comicios vascos son las elecciones que, sin haberse celebrado, más noticias están generando en cuanto a posibles pactos preelectorales. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, en declaraciones a ABC Punto Radio ha señalado que aunque es imposible una alianza con el PNV, "de eso nada", porque el PNV "está en la independencia", ha dicho, pero, sin embargo estaría dispuesto a apoyarle para que no tuviera que contar con Bildu. "Si mis votos hacen falta el día de la investidura, que espero que lo hagan, para que Bildu no pinte nada, eso haré".

También ha manifestado que está dispuesto a volver a pactar con  al PSE-PSOE, a pesar de haberle retirado su apoyo en esta última legislatura. La postura resulta un tanto absurda. Como se recordará, el PP rompió con los socialistas vascos por sorpresa cuando estos manifestaron su voluntad de no aplicar los recortes impuestos por el Gobierno de Rajoy en Euskadi al anunciar un recurso de constitucionalidad contra los ajustes en Sanidad y Educación. Basagoiti partió peras con el PSOE y pidió un adelanto electoral, un escenario que ha originado la posibilidad de que Bildu pueda pintar algo.

En cuanto a las declaraciones de Urkullu, quien ha tomado distancias con Cataluña al manifestar que "la secesión es una palabra muy grande en el mundo actual", el candidato a Lehendakari por el PP  ha señalado que "la careta de Bildu es la careta de hacerse los buenos mientras van a cumplir el proyecto de ETA y la careta del PNV es de que ahora no quieren secesión, pero mañana la querrán y la querrán con Bildu si pueden".

El euskobarómetro, en sus últimos análisis estadísticos, prevé unos resultados aceptables para el PP, que no registraría descensos en intención de voto. "Con algo más de 150.00 votos y alrededor de un 14% de los votos válidos, mantendría sus resultados, pudiendo optar a condicionar la nueva mayoría de gobierno". Aunque mejoraría ligeramente en número de votos, retrocedería a la cuarta posición con 12 ó 13 escaños y un 14% de los votos válidos.

El mejor resultado lo obtendría en Álava, donde podría recuperar la primera posición con 6 ó 7 escaños (y alrededor de un 26% de los votos válidos), en tanto que en Guipúzcoa (con un 11% de los votos válidos) obtendría 3 escaños y en Vizcaya (con un 14% de los votos válidos) lograría otros 3 escaños, según señala el euskobarómetro, el servicio de  encuestas estadísticas del equipo de investigación del mismo nombre del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco.


Sara Olivo

[email protected]