"No se pueden dar prebendas a unos terroristas que no han devuelto las armas", dice la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-MEl lehendakari Patxi López (PSE) está últimamente muy condescendiente con los etarras y sus amigos. Ayer propuso que la izquierda abertzale participe en el foro parlamentario propuesto por él mismo para consolidar el final del terrorismo y también la constitución de una ponencia para gestionar el final del terrorismo de ETA y para lo cual  nombrará un comisionado. Según López, es necesario que las personas de Batasuna puedan tener "lo antes posible" un partido legal.

Las reacciones a la iniciativa de López y a su afán por quedar bien con los etarras y sus amigos no tardaron en llegar. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recordó que "ni Amaiur, ni Bildu, ni en general la izquierda abertzale han pedido en ningún momento que ETA se disuelva, ni han asumido parte de la responsabilidad que tienen".

El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, alertó de que la ponencia se convierta en la "mesa de partidos reclamada por ETA" y en un "coladero" para Batasuna, por lo que exigió al lehendakari de que no ceda a las exigencias de los abertzales. Y esta mañana, en la COPE el secretario General del PP en el País Vasco, Iñaki Oyarzábal, advertía a López: "El lehendakari debe elegir como compañero de viaje o al PP o a la izquierda abertzale".

El Parlamento vasco tuvo que aplazar a un próximo pleno el debate en torno a la creación de tal ponencia sobre paz y convivencia, con el fin de que los grupos sigan trabajando en la búsqueda de un acuerdo, algo que hasta el momento no han conseguido y cuyo fracaso atribuía el portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, a una posible falta de "trabajo de cocina" que permitiera acercar las posiciones de los grupos. Vamos, que está a favor de tal ponencia que integre a ETA-batasuna.

Todo esto se une al comunicado que ETA ha remitido hoy al Gobierno francés en el que le pide de nuevo la apertura de un "diálogo directo" sobre "las consecuencias del conflicto", en el cual la banda afirma que el Estado francés está implicado "directamente". La banda terrorista recrimina incluso a las autoridades francesas que perciban "el problema vasco" como "si fuese únicamente una cuestión española", eludiendo así, dice, "la directa responsabilidad que tiene el Estado francés". "Niega (Francia) la realidad nacional de Euskal Herria y el derecho de los ciudadanos vascos a decidir sobre su futuro".

No hace falta ser un lince para concluir que ETA -organización tradicionalmente dedicada a asesinar, aunque haya dicho que no lo hará más- no se ha disuelto, pues sigue emitiendo comunicados y sigue activa, como demuestran las últimas detenciones a etarras en movimiento. Por eso, causan estupor iniciativas como la del lehendakari López.  

¿Qué piensan las víctimas de todo ello?

En declaraciones a Hispanidad, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, valoraba la iniciativa de López: "No me parece que esté legitimado para hablar en nombre de las víctimas".  "Como víctima y ciudadana, tengo mi punto de vista". "Además, normalmente todas las víctimas somos víctimas políticas". "Considero que las víctimas estamos más legitimadas para dar nuestra opinión que muchas otras personas que no están en esa tesitura". "No se pueden dar prebendas a unos terroristas que no han devuelto las armas". "Tendrían que cumplir las penas íntegras y estar en la cárcel".

Proseguía Domínguez: "Tiene que haber vencedores y vencidos. Los vencedores son las víctimas y los vencidos los terroristas. Y no creo que se deba dialogar ni dar ninguna posibilidad mientras no entreguen las armas, pidan perdón a las víctimas". "Llevamos 40 años de terrorismo, mil muertos encima de la mesa y montones de víctimas con secuelas de por vida". "Estoy en contra de cualquier diálogo, a las víctimas no se les pidió ningún diálogo ni se les dio ninguna posibilidad, porque las mataron premeditación y alevosía. ¿Qué justificación hay ante eso o posibilidades de diálogo? Ninguna".

Asimismo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) emitía un comunicado en su web: "Ante la noticia de que el Lehendakari Patxi López nombrará un comisionado y constituirá una Ponencia para gestionar el final del terrorismo de ETA, en la AVT nos cuestionamos para qué hacen falta esas figuras si son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estados los únicos capacitados –acompañados de los instrumentos del Estado de Derecho- para poner fin a los más de cincuenta años de terror de ETA. Sólo así se conseguirá un final justo del terrorismo y una derrota total de la banda terrorista ETA. Será con su 'gestión' con la que se conseguirá detener a todos los terroristas huidos y ponerlos a disposición de la Justicia para que ayuden a resolver los más de 300 asesinatos sin resolver".

"No se puede hablar de reconciliación y convivencia cuando ETA no ha desaparecido y no ha habido justicia para las víctimas del terrorismo. Un final basado en la impunidad siempre será un falso final. En definitiva, para derrotar a ETA no son necesarios ni un comisionado ni una Ponencia. Lo único que se necesita para conseguir un verdadero final del terrorismo son la acción policial, las leyes y la acción de la Justicia", concluye el comunicado de la AVT.

Está claro que las víctimas no están de acuerdo con la iniciativa de Patxi López. Haría bien en escucharlas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]