• El presidente del Banco Popular critica el modelo de saneamiento elegido y niega que vaya a redundar en nuevos créditos para el sector privado.
  • Esto significa poner en solfa el modelo de la Troika, asumido por el Ministerio de Economía.
  • Y no le falta razón: si todo se basa en la capitalización de los bancos, se drena el mercado.
  • También ha cuestionado las primeras fusiones bancarias porque se hicieron con criterios territoriales y no financieros.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron (en la imagen), ha criticado el rescate bancario europeo, esto es, el modelo de saneamiento que consiste en la capitalización de las entidades. Si se obliga a los bancos a aumentar su capital, se drena el mercado, es decir, se retira la liquidez que podría ir destinada a empresas y particulares.

Así, Ron ha puesto en duda el modelo de la Troika (formada por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional) y que ha asumido el Ministerio de Economía de Luis de Guindos.

Concretamente, ha criticado el test de estrés de Olivar Wyman sobre la banca española, y cuyos resultados se conocerán en los próximos días. Según Ron, estos resultados "van a añadir más confusión". ¿La razón? Que exigirán a las entidades unos fondos adicionales para afrontar una situación de la que sólo hay un 1% de posibilidades de que se dé en el futuro.

Durante la conferencia que ha pronunciado en Esade, Ron ha cuestionado las primeras fusiones bancarias de nuestro país, ya que, según él, se realizaron atendiendo a criterios territoriales y no financieros. Por eso, ahora "prácticamente no queda ningún grupo de los que iniciaron las integraciones que haya sobrevivido sin ayudas públicas".

Pablo Ferrer

[email protected]