El respeto que él no otorga: el presentador catalán ofendió a millones de católicos al tildar de nazi a Benedicto XVI

 

Andreu Buenafuente, el adalid del progresismo más apestoso, anticlerical y carpetovetónico, inventor del 'brillantísimo' apodo de Nazinger Zeta contra el Papa Benedicto XVI,  pide el respeto que nunca dio a los que no pensaban como él. Lo hace en su cuenta en Twitter tras haber puesto de patitas en la calle a 28 personas de su empresa, El Terrat. Lo de los despidos lo cuenta la página web PRnoticias, donde se hacen eco de las súplicas lloronas del aburrido showman catalán.

La noticia sale a la luz un día después de que se anuncie la firma del acuerdo de la absorción de La Sexta por parte de Antena 3. Buenafuente se queda sin clientela. 

Un usuario de Twitter le contesta al presentador que merece el mismo respeto que tuvo él ofreciendo a sus trabajadores veinte días cuando les correspondían cuarenta y cinco. Al parecer, el acuerdo presentado ante la Generalitat se ha cerrado con 35 días por año trabajado. Durante el año 2011 la productora  ha sufrido una bajada de la productividad que ha motivado, según PRNoticias que haya tenido que  afrontar una reducción de plantilla en forma de ERE.

Al contrario de lo esperado, la llegada de la TDT no ha mejorado las condiciones de trabajo de los empleados de televisión, cada vez más precarizados. La fusión de Telecinco y Cuatro y la próxima absorción de Cuatro por parte de La Sexta no sólo perjudica al mercado publicitario, también ha servido para bajar aún más los salarios. Las televisiones han creado productoras satélites con empleados con sueldos que decrecen año tras año, sin representación sindical y con condiciones abusivas. En estas condiciones, empresas como El Terrat, que en un principio apostaban por el talento creativo y lo pagaban, no encuentran su lugar.

Y más si cabe cuando han apostado por el apoyo ideológico incondicional al partido en el poder, ofendiendo la sensibilidad de millones de espectadores por el mero hecho de ser católicos. Es sabido que para trabajar en televisión en España como guionista, hay que ser bruscamente ateo o elegantemente agnóstico, que viene a ser lo mismo. 

Andrés Velázquez

andré[email protected]