• La venta de Canal demuestra que el grupo liderado por Juan Luis Cebrián (en la imagen) lleva años sobrevalorando sus activos.
  • Lo que debería ser una buena noticia (los 750 millones que ha pagado Telefónica por el 56%) se convierten en una pérdida de 2.064,92 millones.
  • El patrimonio neto negativo es de 404,26 millones de euros, debido a las pérdidas del ejercicio, pero lo peor está en los activos ¿líquidos
  • Las urgencias por hacer caja (la deuda con los bancos es de 2.767,42 millones) podría obligar a Prisa a vender a precios de saldo.

No me mueve ninguna animadversión, pero es realmente difícil hacer un análisis de resultados, en el que la creatividad informativa prevalece sobre la idea financiera de la sociedad. Parece que Prisa, desde hace algunos ejercicios, ha puesto la dirección financiera en manos del departamento creativo, con el fin de mostrar de una manera dulce la dureza de una situación complicada.

Cuando el comunicado de presentación de las cuentas de una sociedad comienza con una frase como esta: "El EBITDA ajustado a tipo de cambio constante se incrementa un 7,4% aunque desacelera a 2,1% en el tercer trimestre estanco", siempre pienso lo mismo: que si eso es lo más positivo que nos pueden contar, 'apaga y vámonos'. Primero, el Ebitda continúa bajando en lo que llevamos de ejercicio un 11,7% sobre los 203,12 millones de euros de 2013. Segundo, el tipo de cambio es indiferente. Y tercero, ese ajuste "a tipo de cambio constante" es un eufemismo estadístico que no mejora la cuenta de resultados. Por otra parte, los ingresos de explotación bajan en todos los ámbitos geográficos en los que opera Prisa: España, Portugal e Hispanoamérica.

El resultado neto realmente es desalentador. En los nueve meses que llevamos de 2013 llega a los -2.084,36 millones de euros. Este resultado negativo viene dado por el resultado de la venta del 56% del capital que Prisa mantenía en la sociedad Distribuidora de Televisión Digital (DTS), que es la plataforma de Canal para Telefónica de Contenidos. Telefónica pagó 750 millones por ese 56%, pero su reflejo en la cuenta de resultados del grupo es una pérdida de 2.064,92 millones. Además de esta venta de DTS, Prisa ha vendido un 3,69% de Mediaset España, con una diferencia negativa de 4,75 millones, y su negocio de ediciones generales, con una plusvalía de 23,5 millones, y 6,7 millones de pérdidas por deterioro del fondo de comercio.

Estas pérdidas asumidas por Prisa parecen confirmar la certeza que teníamos sobre la costumbre de la compañía de no deteriorar sus activos actualmente híper valorados, que a su venta a valor de mercado hacen aflorar las pérdidas subyacentes. Parece claro que la consigna es no mostrar la verdadera situación pre concursal que Prisa arrastra desde hace tiempo.

Esta afirmación no es gratuita. Cualquiera que revise el balance de Prisa le va a llamar la atención el patrimonio neto negativo es de 404,26 millones de euros, debido a las pérdidas del ejercicio. Pero lo peor es que sus activos ¿líquidos son 1.370,7 millones, y 1.215,8 millones de activos mantenidos para la venta. Ahora bien, estos últimos ¿valorados a mercado, o híper valorados Aparte, claro, de que después de las últimas ventas, pocos activos interesantes les deben quedar. Las prisas por hacer caja, acuciados por la deuda con entidades de crédito, que asciende a 2.767,42 millones, es más que probable que les obligue a vender a precios de saldo.

Mucho va a tener que batallar Prisa para obtener los recursos que necesita para reequilibrar mínimamente su situación patrimonial. Las ampliaciones previstas son casi todas correspondientes a las emisiones de warrants o de sociedades vinculadas a consejeros, como la ampliación en 100 millones suscrita en julio por Consorcio Transportista Occher, sociedad vinculada al empresario mexicano Roberto Alcántara.

Es mi opinión personal, pero si en lugar de ser Prisa fuese otra sociedad, algún acreedor ya habría instado su concurso, pero a la editora aún le quedan algunos resortes de poder mediático, aunque no se sabe hasta cuándo.

Rodrigo de Silos

[email protected]