El precio de la vivienda libre en España ha caído en todas las capitales de provincia, aunque el ranking lo lideran Soria  (-10,7%) y Pamplona (-9,6%)Según el informe de ST-Sociedad de Tasación, el precio de la vivienda nueva en España se ha contraído un 5,5% en un año y un 3,8% en los seis primeros meses de 2012, lo que supone, desde máximos, una caída del 30,1% en términos reales. Esta caída desde máximos es equivalente a un 43% de la revalorización de los activos observada, lo que nos sitúa en niveles del año 2003. Así, el precio de la vivienda libre de tipo medio en las capitales de provincia se sitúa en 2.286 euros/m2 construido, lo que supone 205.740 euros para vivienda de tipo medio de 90m2. En el primer semestre de 2011, el precio de la vivienda disminuyó un 2,3%.

En cuanto a las CCAA, todas han registrado una disminución en el precio de la vivienda nueva en los seis primeros meses de 2012, con caídas más acusadas en Navarra (-6,9%) y La Rioja (-6,9%). Por el contrario, en Asturias (-0,8%) y Canarias (-1,5%) la disminución del precio ha sido menor.

En los seis primeros meses del año, el precio medio de la vivienda nueva ha caído en todas las capitales de provincia, siendo Soria (-10,7%), Pamplona  (-9,6%), y Huelva (-8,5%) las ciudades donde esa disminución ha sido más acusada.

Por el contrario, Pontevedra (-0,5%) y Oviedo (-0,8%) son las capitales donde menos han caído los precios, con variaciones a la baja muy leves. Además, San Sebastián (3.548 euros/m2) supera a Barcelona (3.537 euros/m2) como capital con el metro cuadrado más caro de España, algo que no ocurría desde 1995. Por su parte, Murcia es la ciudad más barata para comprar un piso nuevo (1.327 euros/m2).

Por su parte, la demanda continúa con un nivel de reducción muy elevado, producido por los altos precios alcanzados, las dificultades de financiación, tanto en la actividad de promoción como en la compra, y el factor de incertidumbre que suponen las noticias que llegan de los diferentes agentes económicos.

Por todo ello, la reducción de precios en las capitales de provincia en este semestre (-3,8%) ha sido más acusada que en el segundo trimestre de 2011 (-1,8%) y en el primero de 2011 (-2,3%). No obstante, estas disminuciones no han sido tan importantes como la registrada en diciembre de 2008, con una variación semestral de -5,5%.

Por último, cabe destacar que se observa un aumento substancial de ofertas de vivienda nueva por parte de las inmobiliarias pertenecientes a entidades de crédito. Dichas ofertas tienen, en general, tendencia a la baja sobre los precios ofertados por los promotores.

La Sociedad de tasación explica que, a pesar de la caída de las ventas en el mercado inmobiliario, existe una demanda potencial, si bien la importante dependencia de la situación general de la economía y de las posibilidades de financiación para formalizar  operaciones hará difícil una reactivación del sector mientras ambos factores no experimenten variaciones importantes al alza.

Y mientras la burbuja sigue estallando, la ministra de Fomento, Ana Pastor, señaló recientemente que en el sector de la vivienda, "nos proponemos, en este nuevo marco normativo, potenciar la regeneración urbana y la rehabilitación; fomentar la calidad y la sostenibilidad; dinamizar el mercado del alquiler y ofrecer un marco normativo adecuado".
 
Y resulta curioso que el Gobierno quiera potencia el alquiler, por cuanto mientras sigan bajando los precios,  hinchados por la burbuja inmobiliaria, las familias tendrán más asequible comprarse un piso, algo hasta ahora utópico, pues los preciso resultaban desorbitados.

Andrés Velázquez

[email protected]