La alcaldesa anunció que va a vender edificios públicos si llega el caso

 

Ana Botella ha protagonizado este jueves el desayuno organizado por Nueva Economía Forum en el acto inaugural del Foro Smartcity. Tras ser presentada por su antecesor en el cargo, Alberto Ruiz Gallardón, ha manifestado en el transcurso del encuentro que el ayuntamiento venderá por subasta pública edificios municipales cuyas funciones ya no sean necesarias para hacer frente a la deuda.

El acto ha tenido lugar horas antes de que la alcaldesa, en rueda de prensa en el ayuntamiento, presentara cuentas. La capital de España ha liquidado 2011 con un déficit de 597,7 millones, el 0,47 % del PIB.

"Madrid se va a situar a la cabeza de los ayuntamientos en lucha contra el déficit", ha señalado la alcaldesa, que ha subrayado que los gastos llevados a cabo por su predecesor, Ruiz Gallardón, han servido para "crear infraestructuras que disfrutarán muchas generaciones". Gallardón le ha agradecido el gesto soplándole el dato de la contaminación atmosférica de Madrid pasándole su iPhone con una nueva aplicación en la que se podía comprobar que no había elementos dañinos en el aire que respirábamos este jueves los madrileños. "Qué listo es este hombre", comentaban los vips asistentes.... Doña Ana parece ser de la misma opinión, aunque hable ante el público de él como 'el Alcalde', en lugar de como el ministro de Justicia.

Para seguir ahorrando la alcaldesa ha manifestado que venderá edificios públicos si es menester, pero se niega a aplicar una tasa turística como se ha hecho en otras ciudades por considerarla innecesaria y perjudicial para los intereses de la ciudad.  Al hablar de la promoción de la capital quiso hacer memoria evocando "unos actos que hicimos con unos globos con un satélite,  no me acuerdo cuando", y pidió ayuda al alcalde Gallardón. Y ahí fue el acabose: a tanto no llegaba el señor ministro, que rompió en una sonora carcajada, secundada por los asistentes.  

La intervención de la esposa del expresidente Aznar estuvo ambientada por varios instantes de intensos murmullos, y eso que reveló detalles interesantes, como el proyecto de llevar el Ave hasta Barajas. Sobre el Canal de Isabel II y su venta, resaltó que no hay que escandalizarse ante su privatización ya que al usuario lo que le importa es "la calidad del servicio" y las condiciones de la operación a realizar implican que un 51% seguiría bajo titularidad pública. Madrid, como ayuntamiento tiene un 10% de acciones  de las cuales venderá sólo un 7%, explicó, la alcaldesa, quien resaltó en su discurso que Madrid es una smartcity, una ciudad inteligente porque es una ciudad moderna gestionada de forma cada día más eficiente gracias a la utilización de las nuevas tecnologías.

Sara Olivo

[email protected]