• Es uno de los cristianos perseguidos y asegura, en una entrevista con Hispanidad, que si no se hace más para acabar con el EI, la situación para ellos será cada vez más peligrosa".
  • Turquía es muy decepcionante: compra el petróleo a los terroristas y no hace nada para impedir la entrada de yihadistas en Irak o Siria".
  • El problema de los jóvenes europeos que se unen a esa guerra está en la esencia del islam: no se les educa en el respeto al prójimo".
  • La crisis en Europa es una crisis de identidad: la fe cristiana ya no forma parte de su identidad, como para nosotros".
  • Los musulmanes siguen en los primeros siglos de la historia; no han cambiado ni evolucionado desde entonces".
Oriente y Occidente, cristianos y musulmanes y dentro de éstos, los yihadistas del Estado Islámico y su guerra salvaje para imponerse al resto. Se creen con una prerrogativa divina para acabar con los 'infieles', entre ellos los cristianos. Nada les detiene en ese genocidio fanático -están convencidos de que son los 'auténticos musulmanes'- y su llamada a la yihad atrae además a jóvenes musulmanes educados en Occidente, pero también en las enseñanzas del islam, que excluye el respeto al prójimo. Un drama trágico, en suma, con un peligro real: la desaparición de los cristianos en Irak. De ese drama trágico hablamos con el arzobispo católico-caldeo de Mosul, la segunda ciudad iraquí, monseñor Amel Nona (en la imagen). Ahora está en España para colaborar personalmente en la campaña 'Yo también soy cristiano de Irak' de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Nona, de procedencia asiria, nació en 1967 en Alqosh, un pueblo cristiano en la llanura de Nínive, hoy en manos del Estado Islámico, el mismo grupo terrorista que asesinó a su predecesor en el arzobispado, monseñor Paulos Faraj. Nona, en fin, es uno de los 120.000 refugiados cristianos en el Kurdistán iraquí (entre ellos, 15.000 niños). Es el mejor interlocutor, por tanto, para hablar de la bárbara persecución a los cristianos en esa región, que se han reducido a 300.000 desde los 1,6 millones que eran hace unos años. Cada día 75 cristianos abandonan Irak. Nona habla con serenidad y entereza, pero sin disimular en ningún momento que los sufrimientos hoy de los cristianos orientales son el preludio de lo que ustedes, europeos y cristianos occidentales, también sufrirán en el futuro cercano". Es consciente de que para los cristianos amenazados, la fe es algo esencial, es nuestra identidad,  inseparable de la vida". Pero su prioridad, ahora, es que esos refugiados pasen una buena Navidad" y pide ayuda para ellos a través de la AIN, fundación de la Santa Sede. -Con la mirada occidental, uno se queda perplejo por lo que está pasando en Irak. Recuerda al exterminio nazi, a las purgas comunistas del siglo XX… ¿Cómo es posible tanto terror, tanta barbaridad -Sí, podemos compararlo porque el Estado Islámico está haciendo lo mismo. En las dos situaciones se está matando a personas por las diferencias. El Estado Islámico está matando a cristianos y también a otros musulmanes… o porque confiesan otra religión o porque los consideran herejes. Los yihadistas del Estado Islámico se creen en la posesión de un derecho divino y eso les 'permite' asesinar; en el caso de los cristianos, sin ninguna vacilación. Simplemente los considera inferiores. -¿Qué tiene el islam en lo que esconde para que en nombre de Alá se comentan esas atrocidades -Los yihadistas están convencidos de que pueden hacer lo que quieran precisamente porque es en nombre de Dios. La yihad, como la entiende el Estado Islámico, es para acabar con los infieles. Y eso, naturalmente, les da la potestad para todo lo que quieran: atacar, matar, secuestrar a las mujeres… Valen todos los medios para ese fin. No hay ninguna reflexión crítica en este sentido. Si no se hace nada para acabar con ese extremismo fanático, la situación para los cristianos será cada vez más peligrosa.
Los yihadistas están convencidos de que son los auténticos musulmanes y que deben imponerse con la fuerza al resto"
-¿Pero qué está detrás realmente de ese fanatismo islámico, la condición humana, el miedo a la civilización, las razones económicas… -Es una mezcla de todo, pero la raíz más profunda es la concepción misma del islam como creencia superior. Los yihadistas están convencidos de que son los auténticos musulmanes y que deben imponerse por la fuerza a los demás musulmanes y a todos. -¿Es posible que el islam pueda convivir algún día con otras religiones -Es realmente difícil. Para que eso fuera posible, tendrían que cambiar su mentalidad, absolutamente excluyente. Eso es muy complicado para un fanático. Los islamistas rechazan de base cualquier progreso, cualquier avance hacia la vida moderna, porque lo consideran contrario a la fe. Entienden que cualquier evolución en ese sentido es peligroso y aspiran a detenerlo por la fuerza. -Es una gran contradicción… -Sí. Creo que los musulmanes deberían encontrar un buen modo de conciliar su fe con el progreso, con la vida moderna. Entre los musulmanes no hay diálogo ni debate para avanzar en esa dirección. -¿Ayuda eso a explicar también que haya jóvenes europeos que van a combatir con el Estado Islámico -Es una pregunta interesante pero no sé responderle. Para nosotros es realmente extraño que alguien que ha sido educado en Europa o América y con 20 o 30 años vaya a Irak o a Siria a combatir con el Estado Islámico. El problema está en la esencia del islam, en la enseñanza en esa religión: no se les educa en el respeto al prójimo. Todo lo contrario: el musulmán recibe el mensaje de que todo el que no es musulmán es un enemigo. -Acierta Occidente (Estados Unidos, Gran Bretaña o Francia) en su política en esa región tan convulsa. -La comunidad internacional debe combatir al Estado Islámico y a cualquier fanatismo porque son muy peligrosos. Creo que es bueno que actúen, está bien que intervengan. Lo que están haciendo en Oriente Medio es bueno, pero no es suficiente. No están teniendo en cuenta la capacidad que tiene Turquía, que es una pieza clave en Siria, o el papel de los países de los Golfo. -¿Turquía, entonces, es un problema -Sí. Su presidente, Erdogan, está en contra de la normalidad en Siria y de la democracia. Mira para otro lado con la entrada de combatientes fanáticos que se unen al Estado Islámico y permite también que les llegue dinero con operaciones comerciales como con el petróleo. -¿Se puede decir entonces que Turquía ayuda al Estado Islámico -Indirectamente, sí. Todo lo que rodea a Turquía es muy decepcionante. El Gobierno permite que se esté comprando petróleo al Estado Islámico. Eso por un lado. Por otro, hay que tener en cuenta que ese país es la vía natural para los terroristas que viajan a Siria o Irak para combatir. Es muy peligroso que Turquía no haga nada: podría detener a los terroristas pero no lo hace. Y es muy peligroso también que la comunidad internacional ignore este problema. -El Papa ha viajado a Turquía para denunciar la persecución a los cristianos, se ha entrevistado con Erdogan y ha pedido a los líderes musulmanes que condenen la violencia… -Estamos muy agradecidos de que el Papa Francisco haya intervenido. La gratitud es especial por su denuncia en suelo turco de la situación de los cristianos en todo Oriente Medio. También nos ha llegado la ayuda de la Iglesia. Sentir la oración y la ayuda de Occidente para nosotros es muy importante. No estamos solos.
Para los cristianos amenazados, la fe es algo esencial, es nuestra identidad,  inseparable de la vida"
-En Europa, la indiferencia y el relativismo moral amenazan la inquietud religiosa. En los países árabes, sin embargo, los cristianos sobreviven entre enormes dificultades… -El problema al que se refiere, relativismo o indiferencia, existe en Europa, pero no en los cristianos de esos países. Puedo decirle que para ellos resulta extraña la concepción occidental de la religión. Mientras en Europa se puede vivir sin religión, en Oriente no se concibe. Aquí, la evolución de los derechos y libertades lo permite, aunque ha provocado también que la religión pase a ser para para muchas personas algo accesorio. En Oriente, sin embargo, donde los cristianos están amenazados, la fe es algo esencial, muy importante, inseparable de la vida. La fe es parte de la identidad para los cristianos de esos países, mientras en Europa ha pasado lo contrario: ya no forma parte de la identidad. La crisis en Europa es una crisis de identidad. -¿En qué época de la historia están países como Irak, Irán, India Desde Occidente parece como si se hubieran congelado en el tiempo, como si siguieran en la Edad Media. -En los primeros siglos (se ríe). Los musulmanes no han cambiado: siguen sin evolucionar desde hace siglos. Tampoco el yihadismo es una práctica exclusiva de este momento histórico. Siempre ha existido, siempre ha habido radicales, fundamentalistas, yihadistas que han combatido a otros musulmanes, que han atacado a las minorías religiosas. La mentalidad, que es el problema, no ha cambiado en los musulmanes. Los cristianos, sin embargo, siempre están avanzando. -¿No hay progreso, entonces, entre los musulmanes  -De ningún modo, no hay progreso. El freno está en una mentalidad que impide cualquier avance. -¿Cómo actúa el Espíritu Santo en Irak, si actúa, o les ha olvidado -De ninguna manera. Y además, no nos sentimos solos. Hay muchos hermanos cristianos con nosotros. El Espíritu Santo no sólo actúa en Irak sino en otras partes del mundo para acompañarnos. También el Espíritu Santo mueve con su acción a la oración de los cristianos de España, Italia, Francia y de tantos países. -¿Que mantiene en la fe a los cristianos en Irak Para nosotros son un ejemplo. -La fe es nuestra identidad, nuestra vida. Si perdemos la fe perdemos todo. Estamos convencidos de que la fe es el único modo viable de vivir nuestra vida. -El cristianismo superó la persecución romana con un saldo estremecedor de mártires. Los cristianos de Irak están pasando la misma prueba. ¿Cómo reaccionan sabiendo que pueden ser asesinados por el Estado Islámico ¿Tienen dudas -Manteniendo la fuerza y la integridad de nuestra fe. Nosotros no sabemos que vamos a morir, pero, en cualquier caso, tenemos que mantenernos fuertes con la fe ante esa amenaza. No tenemos dudas y contamos con la ayuda de hermanos y hermanas de la comunidad cristiana. También ocurre lo mismo en otros lugares del mundo, no somos una excepción, pero allí donde ocurra lo importante es mantener la fe. -¿Qué pueden hacer por ustedes los católicos españoles -Lo primero de todo, lo que más esperamos, es que recen por nosotros y mantengan la fe. Eso nos ayudará a que nuestra fe sea más fuerte. Y en segundo lugar, naturalmente, también nos pueden ayudar económicamente.
Nuestra prioridad es que los refugiados pasen una buena Navidad y estamos habilitando iglesias de campaña para esos días"
-¿Cómo vivirán la Navidad los refugiados en el norte de Irak -Nuestra prioridad es que los refugiados pasen una buena Navidad y eso es lo que estamos preparando. Estamos habilitando iglesias en todos los centros de refugiados para poder celebrar al menos la noche y el día de Navidad. Son iglesias montadas en tiendas de campaña. De este modo, queremos mostrar a todo el mundo, especialmente a los cristianos, que se puede celebrar la Navidad en cualquier situación, por muy difícil que sea, tengamos iglesia o no. -¿Y los niños -Estamos preparando regalos para ellos, para los niños de entre uno y 12 años. Calculo que serán al menos 15.000 regalos. También ropa y estampas con una oración común para la Iglesia. La iglesia nos está ayudando para que eso sea posible Rafael Esparza [email protected]