El Centro Dramático Nacional acoge la pieza teatral, financiada con dinero público

 

El gusto por la brown revolution, del que Almodóvar puede considerarse su padrino, se ha trasladado al teatro. Y no a cualquier sala que intenta crecer artísticamente con productos artísticos dignos, sino a uno de los más grandes y significados teatros de Madrid, el Centro Dramático Nacional.

Y es que militantes de Alternativa Española (AES) acudieron, el viernes 21 de enero, a las puertas del teatro María Guerrero de Madrid -dirigido por el director teatral Gerardo Vera- donde se representa la obra blasfema Gólgota Picnic. Puesta en escena pagada con el dinero de todos los españoles, de lo cual ya informó suficientemente Hispanidad. A ver hasta dónde llega la basura y el mal gusto progre.

Por lo pronto, AES con muy buen juicio ha llevado a los Tribunales tanto al autor del texto como a los que han pagado la representación.

José Luis Panero

[email protected]