La medida afecta a 23 trabajadores que serán reubicados, prejubilados o indemnizados

La subida de impuestos de diciembre pone en tantos apuros al consumo de tabaco que el Gobierno no logrará compensar a final de año el descenso de ventas. Pero las tabaqueras son las principales afectadas, ya que a la mayor presión fiscal deben añadir una dura competencia manifestada últimamente de manera clara en los precios.

Altadis ya advirtió que la situación era insostenible y se podría ver obligada a cerrar fábricas. La primera medida llegó este miércoles, con la liquidación de su planta de Palazuelo. La tabaquera explica que la subida de impuestos y la Ley del Tabaco, junto a la caída del consumo cigarrillos negros son las principales causas.

El cierre afecta a 23 trabajadores que serán reubicados, prejubilados o indemnizados, pero significa enviar un mensaje para demostrar que la situación de la tabaquera se hace cada vez más complicada.

Mariano Tomás

[email protected]