• Enviará una carta a los 19 demandantes explicándoles las razones por las que cree suficiente la última propuesta del buscador sobre su presunta posición dominante.
  • Y desoye la petición de Francia y Alemania para que exigiera más medidas al buscador.
  • Mientras, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia aplica medidas mucho más estrictas a las telecos o a empresas como Microsoft.
  • Pero más importante es el asunto de la neutralidad de la red que reclaman los Google, Facebook, WhatsApp, etc. para beneficiarse prácticamente gratis de las inversiones millonarias de las telecos.

Joaquín Almunia (en la imagen) dejará la Comisión Europea tras las elecciones del próximo domingo 25 de mayo. No será inmediatamente, pero dejará de ser vicepresidente de la CE y comisario de Competencia. Y, la verdad, abandonará el cargo sin solucionar uno de los asuntos más controvertidos a los que ha tenido que hacer frente.

Hablamos de Google y la controversia sobre su presunta posición dominante en las búsquedas por Internet y en la publicidad en la red. Bruselas amenazó al buscador con una multa millonaria de 5.000 millones de euros que, finalmente, ha quedado en nada. Y en gran medida, gracias a Almunia, que ha aceptado las últimas propuestas del buscador para paliar esa posición dominante.

Por eso, en los próximos días, el todavía comisario europeo de Competencia enviará una carta a los 19 demandantes explicándoles las razones por las que cree que las soluciones del buscador son suficientes y que no es merecedor de sanción económica alguna. Por lo que se ve, Almunia está decidido a que el gigante norteamericano se salga con la suya. Incluso, ha hecho oídos sordos a la petición de los ministros de Economía de Francia y Alemania para que exigiera más medidas al buscador.

Bien distinta, sin embargo, ha sido su actitud del comisario con otras empresas como, por ejemplo, Microsoft, a la que la CE ha sancionado en dos ocasiones con multas de 2.200 millones y 561 millones de euros. Y con las telecos, más de lo mismo. En este caso, Almunia se ha negado a relajar las normas de competencia para facilitar las fusiones entre operadores.

Pero más importante es el asunto de la neutralidad de la red, principio que alegan los Over The Top (Google, Facebook, Whatsapp, etc.) para beneficiarse, prácticamente gratis, de las inversiones millonarias que realizan las telecos para instalar las infraestructuras necesarias como, por ejemplo, la fibra óptica. El presidente de Telefónica, César Alierta, es uno de los que más ha reivindicado una nueva reglamentación del sector para evitar estos abusos. No parece que Almunia le haya hecho mucho caso.

Pablo Ferrer

[email protected]