• "España no necesita una reordenación ni una recentralización, sino evitar duplicidades".
  •  Aznar aboga por cambiar el modelo territorial porque, el actual, afirma, "es insostenible".
  •  "Sólo desde la estabilidad y la altura de miras se pueden resolver los problemas de Cataluña", ha sentenciado Rajoy.
  • La candidata del PP, reclama una voz única en la Unión Europea que explique a Cataluña lo que ocurriría en caso de intentar independizarse.
  • Y es que Almunia, el Comisario Europeo más locuaz,  ha declarado que "no es honesto decir que Cataluña quedaría fuera de la UE".
  • Sánchez Camacho acusa de irresponsable al PSOE-PSC por su abstención.
  • La líder catalana ha dicho de Mas que fomenta el pensamiento único, le acusa de deslealtad y le califica como el Ibarretxe catalán, amén de ser un personaje de caracteres mesiánicos.

Alicia Sánchez Camacho, la candidata a la Presidencia de la Generalitat del Partido Popular ha protagonizado el desayuno de Nueva Economía Forum, donde ha sido presentada por Mariano Rajoy.

A lo largo de todo su discurso, la candidata se ha deshecho en constantes elogios hiperbólicos hacia el presidente de Gobierno, hasta el punto de que parecía que el candidato era él y no la política gerundense. Muy oportuna. Tan sólo un día antes, un José María Aznar, guerrero, exponía sus tesis sobre el problema secesionista catalán y planteaba la necesidad de cambiar el modelo territorial porque "es insostenible".

Camacho disiente de las teorías del marido de la alcaldesa de Madrid y ha afirmado que España no necesita "de una reordenación ni tampoco ninguna recentralización, lo que hay que evitar es duplicidades".

El propio Rajoy ha señalado que "sólo desde la estabilidad y la altura de miras se pueden resolver los problemas de Cataluña", una frase que puede ser interpretada como dirigida a Artur Mas, pero también a Aznar, cuya sombra sigue siendo 'alargada' en el PP.

La candidata popular ha reclamado a Europa que sea una voz única la que explique a los independentistas catalanes lo que ocurriría en caso de independizarse. ¿Un disparo hacia Joaquín Almunia? El vicepresidente de la Comisión Europea, en su intervención en la Fundación Ernest Lluch, manifestó que "no es honesto decir de forma tajante que Cataluña quedaría fuera de la Unión Europea si alcanzara la independencia".

Sánchez Camacho ha resaltado uno a uno todos los riesgos y costes  que debería conocer Artur Mas y también el electorado catalán: la salida del euro, la devaluación, el incremento de la deuda, los efectos sobre la balanza comercial y "el déficit de la seguridad social" porque con las cifras de personas receptoras y cotizantes en Cataluña "no se podrían pagar las pensiones".

No se ha librado de sus ataques el PSC: "El apoyo de los socialistas en forma de abstención cómplice a CIU no ha beneficiado, sino que ha complicado la situación en la que nos encontramos". También ha aludido a la carta firmada por una de las eurodiputadas de este partido dirigida a la Comisión Europea alertando del peligro de intervención de las fuerzas armadas en Cataluña, ante la situación de posible secesión: "Es una gravísima irresponsabilidad y una ofensa a todos los catalanes", finalizó.

Los ataques a Mas han sido duros, le ha acusado de deslealtad  hacia España en el peor momento y también de "traición al catalanismo integrador". " Puede convertirse en el próximo Ibarretxe Catalán" y ha añadido que tiene "caracteres mesiánicos". Lo que tiene que hacer su rival, afirma, es preocuparse de "los 800.000 catalanes que hay en la calle sin empleo". También ha destacado que es imprescindible adelgazar los gastos de la Radio Televisión Catalana, así como de las 275 empresas públicas deficitarias financiadas por la Generalitat para poder pagar a las farmacias que están cerrando por falta de liquidez de la Generalitat. 

Sara Olivo
[email protected]