Lleva apenas dos semanas de recogida y pretende alzar la voz contra la apertura del centro de Ansoáin

 

Paso a paso se van dando todos los procesos para la creación de la primera clínica abortista de la comunidad navarra. Se llevará a cabo en la población de Ansoáin y la empresa que dirigirá el centro será Cannaregio, S.L, empresa con domicilio social en Pamplona, cuyo objeto social es la intermediación y coordinación en las actividades propias de una clínica ginecológica. El accionista mayoritario de esta empresa unipersonal es José Miguel Gurrea Bilbao, y tendrá el triste honor de ser el dueño del primer centro abortista de Navarra.

Ante la aprobación por parte del Ayuntamiento de Ansoáin para abrir este centro, un grupo de jóvenes ha creado Alerta Navarra, para solicitar la prohibición de su apertura y con ese fin ha lanzado una campaña de recogida de firmas que en dos semanas ha contabilizado cerca de 3.000.

Pese a que son conscientes de que quizás no logran lo que pretenden, no quieren dejar de luchar por defender la vida de quienes no han podido todavía ni nacer.

Andrés Velázquez
[email protected]