Indignación en Europa cuando todo el mundo sabe que las relaciones diplomáticas no se basan en la confianza sino en el interésEl Ministerio de Asuntos Exteriores alemán ha convocado para este lunes al embajador de Estados Unidos en Berlín en relación con las supuestas escuchas en sedes comunitarias realizadas por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), según ha informado el portavoz del Ministerio. Recordemos que las informaciones fueron filtradas por el extrabajador de la NSA Edward Snowden y publicadas el sábado por la revista alemana 'Der Spiegel'.

Asimismo, el portavoz del Gobierno ha informado de que la canciller Angela Merkel va a entrevistarse en breve con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en relación con este caso, y ha calificado de "inaceptable" el espionaje a países vecinos.

Hay que tener en cuenta que en este momento, EEUU y la UE negocian un acuerdo de lbre comercio. Por eso, el mismo portavoz ha asegurado que Alemania desea ese acuerdo de libre comercio pero ha advertido de que éste debe basarse en la confianza mutua.

Pero es que EEUU ha espiado a todo kiski. Por ejemplo, a la misión de la UE en Nueva York y a 38 embajadas, entre ellas las de Francia, Italia y Grecia y de países de Oriente Medio, según los documentos filtrados por Edward Snowden al diario The Guardian. La UE ha exigido de nuevo explicaciones a Estados Unidos por las supuestas escuchas y ha empleado un lenguaje inusualmente duro con voces como la del ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, que ha calificado estos actos de "inaceptables".

El periódico británico, que ya ha publicado numerosas revelaciones del espionaje de EE.UU. facilitadas por Snowden, ha señalado este lunes que la información procede de unos documentos secretos de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA). Uno de los documentos contiene una lista de 38 embajadas y misiones, calificadas como "objetivos", y detalla la diversidad de métodos de espionaje utilizados contra cada uno de ellos, como aparatos instalados en cables de comunicaciones.

Además de países considerados como adversarios ideológicos de Oriente Medio, en la lista de objetivos a espiar hay misiones de la Unión Europea (UE) en Washington y Nueva York y las embajadas francesa, italiana y griega, así como aliados de EE.UU., entre ellos Japón, México, Corea del Sur, India y Turquía, dice el diario.

No se trató de escuchas o espionaje a través de micrófonos en el edificio, sino de su red informática interna, apunta el semanario, que asegura que tuvo acceso a esos documentos de Snowden. Con ese sistema, los servicios secretos de EE.UU. accedieron tanto a contenidos de conversaciones confidenciales como a correos electrónicos y archivos de los ordenadores de la UE.

No obstante, tanto escándalo parece un poco hipócrita, tanto por parte de unos -EEUU- como de otros -la UE-. Porque todo el mundo sabe que a través de los teléfonos móviles se pude saber la ubicación geográfica de una persona y controlar sus llamadas y mensajes. Eso desde hace tiempo. Y aunque las relaciones diplomáticas en teoría se basan en la confianza, también todo el mundo sabe que se basan en las negociaciones y en cómo puedo beneficiarme del prójimo. Y eso, todos, queridos todos, americanos y europeos.

Andrés Velázquez
[email protected]