En una entrevista, publicada en Mercator.net, el presidente de la Federación Internacional de Planificación de la Población en Corea (PPFK), Choi Seon-jeong, sostiene que la población de 48,5 millones de habitantes empezará a menguar a partir de 2019 como consecuencia del descenso de los ciudadanos que pondría en peligro el desarrollo económico del país.

 

Por otra parte, las excesivas cargas sobre los habitantes activos, para mantener un sistema de seguridad social estable, llevaría a un "conflicto generacional".

La PPFK se creó con la finalidad de imponer las políticas de control a la población iniciadas por el gobierno de Corea del Sur, tras alcanzar el país en los años 60, una tasa de fecundidad de 6,1 hijos. Estas políticas, que buscaban reducir a 1 el número de hijos por familia, Choi Seon-jeong asevera que fueron excesivas.

Expone que las causas de la baja fertilidad, en la actualidad, tienen que ver con la demora para contraer matrimonio y por la falta de apoyo para que la mujer pueda hacer compatible el trabajo con el hogar. Las soluciones, dice Choi Seon-jeong, reclaman el desarrollo de formas de trabajo más flexibles, como el trabajo a tiempo parcial y el trabajo desde casa. Junto a esto, la implantación de una infraestructura social que permita a las mujeres asumir la perspectiva de tener más hijos, sin que sufran por ello ninguna discriminación.

Por otra parte, el envejecimiento de la población no solo preocupa en Corea del Sur. Gilles Pison, investigador del Instituto Nacional de Estudios Demográficos de Francia (INED) y autor del Atlas de la Población Mundial, ha afirmado, en una entrevista publicada en Le Monde, que en los países del hemisferio sur, comienza a ser una realidad el envejecimiento de la población.

La baja simultánea de las tasas de natalidad y de mortalidad en este país ha provocado, según Pison, que la transición demográfica haya tenido un ritmo muy acelerado.

Corea del Sur tiene la ventaja de que la proporción de población en edad activa nunca ha sido tan grande como ahora, situación que durará algunos decenios.

Clemente Ferrer

[email protected]